Check the new version here

Popular channels

Record mundial de velocidad y tiempo para una avioneta a H




Avioneta a hidrógeno lleva el sello de un neuquino


Gabriel Correa (izquierda) junto a otros integrantes del grupo que trabajó en el exitoso proyecto







Un joven ingeniero de la provincia de Neuquén participó del proyecto que puso en el aire al avión que se alimenta con combustible no contaminante. Alcanzó récord de distancia y velocidad.

Gabriel Correa, un joven neuquino de 30 años, participó del selecto grupo de ingenieros que desde Italia y con el apoyo de la Unión Europea, pusieron en el aire el primer avión tripulado que vuela utilizando como combustible una célula de hidrógeno.

La exitosa prueba marcó el récord mundial para este avión tanto por la velocidad alcanzada (135 kilómetros por hora) como por la extensión de su vuelo (40 minutos) y encontró entre el pequeño grupo de ingenieros que participaron de su desarrollo a un joven neuquino.

Correa cursó sus estudios primarios en la escuela 16 del barrio La Sirena de esta ciudad y obtuvo su título de técnico electromecánico en 1998 en la tradicional EPET 8. En tanto que sus estudios de grado fueron desarrollados en la Universidad Nacional de Córdoba.

"Fue una enorme satisfacción y un orgullo haber podido participar de este proyecto porque no es fácil encontrar ideas que te permitan estar al alcance de la tecnología de punta y que a la vez tengan un gran impacto social positivo", detalló Correa a "Río Negro".

Desde Neuquén, su padre Eduardo Correa cuenta que "gracias a que obtuvo una beca para realizar en Italia un doctorado en Ingeniería Energética es que formó parte de este grupo de investigación que desarrolló este avión que es el primero de su tipo en volar utilizando como combustible el hidrógeno".

El proyecto en cuestión fue ratificado como exitoso por el Comité Aeroespacial de la Unión Europea, dado que en su desarrollo participaron diez instituciones de buena parte de Europa entre ellas el Politécnico di Torino, Mavel Elettronica y Università di Pisa (Italia), Skyleader y Evektor (República Checa) Intelligent Energy y APL (Inglaterra), Irsael Aircraft Industry y Universitè de Bruxelles.

Más allá del logro, este joven estudiante neuquino remarcó que "desde la ingeniería tenemos hoy la enorme responsabilidad de aportar a la construcción de un mundo mejor y ese aporte debe radicar en crear tecnologías que respeten el medio ambiente". En ese sentido Correa enfatizó que "el presente nos demanda urgentemente un cambio en las formas de producir y utilizar energías y ese es el compromiso que deberíamos afrontar todos".

Con un año más de estudios de doctorado por delante y Correa dijo que su meta es "volver a Argentina y a Neuquén para aplicar todos estos conocimientos".










http://www.rionegro.com.ar/diario/rn/nota.aspx?idart=395796&idcat=9521&tipo=2



0
0
0
0
0No comments yet