Check the new version here

Popular channels

Reflotan la reforma del Código Civil y sería ley en una sema



Reflotan la reforma del Código Civil y sería ley en una semana

Lo definió anoche el bloque de diputados kirchneristas Estaba trabado por la cláusula sobre el inicio de la vida votada en el Senado. También regula la adopción, el divorcio y los contratos.

Casi diez meses después de que lo aprobara el Senado, el kirchnerismo decidió sacar del cajón el proyecto de reforma y unificación del Código Civil y Comercial con el objetivo de sancionarlo la semana próxima, en una sesión ordinaria. El freno se había generado por las diferencias internas en el oficialismo a partir de los cambios efectuados a último momento, antes de la votación en la Cámara alta, para complacer a la Iglesia. Y, sugestivamente, el nuevo avance se confirmó tres días después del almuerzo de Cristina Kirchner con el Papa en Santa Marta.

Desde el kirchnerismo, sin embargo, intentaron desligar la decisión del encuentro entre la Presidenta y Jorge Bergoglio. Y admitieron, según pudo saber Clarín, que necesitaban aprobarlo para retomar la iniciativa y evitar el avance de proyectos opositores vinculados al Código.

“Empezaron a salir temas que no podíamos parar”, reconoció en privado un diputado del Frente para la Victoria, que dio como ejemplo la discusión sobre la nueva ley de adopción que comenzaba a tomar fuerza en la Comisión de Familia, presidida por el massista Felipe Solá.

La Presidenta ya había dado la instrucción de sancionar el Código a principios de año, pero integrantes del FpV resistían la modificación del artículo 19 que había logrado la Iglesia: en lugar de definirse el inicio de la vida con la concepción en el seno materno y en el caso de reproducción asistida con la implantación del embrión en el cuerpo de la mujer, quedó “concepción” a secas y desde el propio oficialismo advirtieron que esa redacción pondrá en riesgo las técnicas de fertilización asistida.


Luego de que la instrucción de Cristina pasara a ser una orden, el bloque kirchnerista buscó saldar la disputa. “Hubo acuerdo, lo vamos a sacar sin cambios y lo que se tenga que modificar será con proyectos aparte”, señaló anoche un diputado oficialista. “La negociación no terminó”, contrapuso otro, del grupo que resiste las concesiones a la Iglesia. El proyecto fue elaborado por una comisión de juristas encabezada por Ricardo Lorenzetti y presentado en marzo de 2012, un año antes de que Bergoglio se transformara en Francisco.

El proyecto tiene 2.671 artículos y entrará en vigencia el 1° de enero de 2016. Dividido en seis libros, modifica la regulación de la transmisión de derechos, las relaciones de familia, el estatuto de la adopción, obligaciones y contratos. La ausencia del acceso al agua potable como derecho fundamental fue uno de los puntos que generó más controversias. También que establece que una deuda, en caso de haber sido contraída en moneda extranjera, podrá cancelarse en pesos. Otros temas polémicos quedaron para ser tratados aparte, como la responsabilidad del Estado (ya sancionada) y los derechos de los pueblos originarios. “Por fin vamos a poder concretar un largo trabajo con un Código moderno y de neto corte humanitario”, dijo la kirchnerista Diana Conti. “El Gobierno perdió el GPS en cuanto a las prioridades. Una reforma así no se saca a las patadas”, cuestionó el radical Mario Negri.

“Nos parece una desprolijidad mayúscula apurar esta ley sin lograr consensos mínimos”, se quejó ayer el cordobés Mario Negri, presidente del bloque de la UCR.



Lo cierto es que el miércoles llegarán al recinto de la Cámara Baja los cinco dictámenes que sacó la Bicameral que se creó para atender el tema y que dejó de funcionar cuando elevó sus despachos al Senado, en noviembre. La ultrakirchnerista Diana Conti confirmó que el oficialismo buscará la aprobación del nuevo Código y no aceptará modificaciones. “Tenemos la idea de aprobarlo tal como vino del Senado”, dijo.

Es decir: si el oficialismo impone su mayoría el nuevo Código incluirá los cambios solicitados por la Iglesia, entre ellos la prohibición del alquiler de vientre y de la fecundación postmórtem, que estaban en el anteproyecto original, además de la incorporación de más derechos y obligaciones para quienes elijan casarse.

Algunos puntos de discordia en el proyecto

La media sanción del Senado que el miércoles Diputados convertirá en ley plantea puntos que la oposición no comparte.

Responsabilidad civil del Estado. El anteproyecto redactado por juristas la incorporaba dentro del Código. Pero el kirchnerismo sacó una ley aparte y complementaria rechazada por los opositores.

Inicio de la vida. El Senado votó, a pedido de la Iglesia, que la existencia comience “con la concepción”. La UCR, el FAP y la izquierda están en contra y piden que se considere que comienza “en el seno materno” y en los casos de reproducción humana asistida cuando el embrión es implantado.

Obligación de dar sumas de dinero. Se redactó de modo que, aunque un contrato se pacte en dólares, el pagador pueda cancelarla en pesos.
0
0
0
0
0No comments yet
      GIF
      New