About Taringa!

Popular channels

Registraron la morcilla + yapa



Morcilla de Burgos y Alubia Roja de Ibeas, marcas registradas



La morcilla es un producto tan asociado a la provincia como el lechazo o el vino pero, sin embargo, todavía no cuenta con un sello de calidad que ampare todas las variedades de Burgos. Hasta ahora, no ha sido posible dar el paso y emular el camino del Lechazo de Castilla y León, del Ribera o del Arlanza. Lo cual no significa que no se haya intentado.
Fuentes del sector, agrupado en cuatro asociaciones diferentes, explican que la morcilla burgalesa no puede aspirar a una denominación de origen, porque la provincia no produce todos los ingredientes básicos. Es decir, en Burgos no hay arroz y, por lo tanto, la Unión Europea no aprobaría la DO. Otra cosa es la Indicación Geográfica Protegida (IGP), que es un sello que también aprueba la UE, pero que otorga protección por ser un artículo típico o por las particularidades de la elaboración. Ahí sí se podría entrar y ese distintivo es, precisamente, el que está promoviendo una de las asociaciones -de hecho, la Junta ya lo ha aprobado y está pendiente del parecer de la UE-, aunque en minoría: el colectivo que representa al 80% de los productores (la Asociación de Fabricantes de Morcilla de Burgos) se opone. ¿Por qué, si es algo que a la vista de otros ejemplos de la provincia solo puede ayudar al sector?
El presidente de esta asociación, José Luis López, (de Embutidos Ríos, en Villarcayo), explica a través del correo electrónico y por enésima vez en estos últimos meses que no están en contra de la protección, sino que discrepan con «la tramitación de la IGP tal y como ha sido concebida». López cuenta que la iniciativa del colectivo Pro-IGP «ha sembrado el descontento entre los productores» porque, destaca, «genera una problemática tanto de índole jurídica como técnico-económica, ya que no cumple con determinados preceptos» legales. Según López, tampoco «tiene en consideración la situación existente en las zonas de consumo y se detectan deficiencias que, sin duda, irían en detrimento de la calidad del producto», además de afectar al «tejido industrial y laboral creado durante casi un siglo». De ahí que pidan a las autoridades que reconsideren la aprobación de la ya polémica IGP.

marca colectiva. Pero estas discrepancias no significan que no se haya hecho nada. En septiembre de 2013 se registró la marca colectiva Morcilla de Burgos ante la Oficina Española de Patentes, una decisión que implica que todos los productores que la emplean acatan unas normas y unos controles de calidad que ellos mismos se imponen, no auditoría externas como en las DO o en las IGP.
Este paso también lo han dado los productores de la Alubia Roja de Ibeas o de la Patata de Burgos, aunque por motivos diferentes. Es decir, el volumen de producción de la alubia roja es de 5.000 kilos (a 13 euros, unos 65.000 por campaña), por lo que es impensable aspirar a una DO; no se podrían pagar los costes que acarrea. Y en el caso de la patata se intentó que la Junta aprobara la marca de garantía (como las cerezas y la lechuga de Medina), pero no se logró.
Y es esta figura, la marca de garantía, a la que ahora aspiran los cuatro productores de Morcilla de Sotopalacios, también registrada, y con independencia de lo que hagan otros colectivos.


Ahora si, la yapa: palpitando el asadito del Domingo, mirá como están estas morcillas, papá!













0No comments yet