Reino Unido refuerza su presencia militar en Irak



El gobierno de Reino Unido va a reforzar la presencia en Irak de tropas británicas, además de ampliar las misiones de Inteligencia de sus aviones no pilotados.

El despliegue de nuevos recursos humanos se limitará a funciones de entrenamiento y asesoría militar, según ha anunciado esta tarde el ministro de Defensa, Michael Fallon.

Fallon ha viajado hoy a Bagdad para concretar con el presidente Haider al-Abadi y otros miembros de la administración iraquí la ayuda que Londres está dispuesta a garantizar en apoyo de la ofensiva aliada contra el Estado Islámico (EI).

"Es correcto que ayudemos más a las fuerzas iraquíes sobre el terreno, por eso Reino Unido está ofreciendo más entrenamiento, apoyo y asistencia", señaló el ministro.

El nuevo contingente de tropas británicas dirigirá programas de adiestramiento de las fuerzas del régimen iraquí y de las milicias kurdas peshmerga. Un número adicional de militares se encargará de asesorar a los operativos iraquíes en el cuartel general de Bagdad y puestos de mando regionales.

El ministerio de Defensa ha recalcado en un comunicado que "no se desplegarán tropas de combate en Irak". Esta posición está en línea con el compromiso público del primer ministro conservador, David Cameron, de que no habrá "tropas británicas sobre el terreno".



Tornados de la Royal Air Force (RAC) participan casi a diario en bombardeos sobre objetivos del EI en Irak desde principios de octubre. El despliegue aéreo cubre también operaciones de supervisión e Inteligencia con aviones no pilotados.

El número de ´drones´ enviados a Irak también se ampliará inminentemente, según ha confirmado hoy Defensa.

Fallon también ha mantenido encuentros con sus homólogos de Qatar y Kuwait en sendas escalas de su viaje a Oriente Medio. Es la primera vez que visita a las tropas británicas en Irak como titular de Defensa.