Check the new version here

Popular channels

Reproches entre CFK y las terminales por el Procreauto

Crisis automotriz

Volvió a acusarlas de boicotear el programa. Fue en una reunión para anunciar la prórroga del plan oficial hasta fin de año. Los empresarios piden mejores condiciones. Mañana seguirán negociando.




Tras haberlas acusado de "encanutar" los autos y de "boicotear" el plan Pro.cre.auto, Cristina Kirchner recibió ayer en la Casa de Gobierno a los representantes de las terminales automotrices. Fue una reunión tensa y con reproches, de casi tres horas a puertas cerradas, donde la Presidenta les ratificó -tal como les había avisado la semana pasada- la decisión del Gobierno de extender hasta fin de año el plan Pro.cre.auto, que se vencía el 24 de este mes. Pero anoche y pese a lo extenso del cónclave, no hubo acuerdo sobre las condiciones, y las conversaciones con las once terminales que hay en el país -todas estuvieron representadas ayer- continuarán a partir mañana.
"El Pro.cre.auto va a continuar hasta fin de año -ratificó Abel Bomrad, presidente de ACARA-. Pero cada terminal va a definir si quiere seguir o no. El Gobierno no obligó a entrar al plan a ninguna", añadió. Y aunque relativizó las tensiones, admitió que "cada parte defendió su posición con firmeza" .
Según trascendió, a la Presidenta no le quedó reclamo por hacerles a las automotrices, un sector que supo ser la "estrella" del "modelo" kirchnerista pero cuya realidad ha virado en forma notable, con ventas internas y exportaciones en franca caída, lo que afecta a buena parte de la actividad industrial.
De entrada, Cristina Kirchner dio la pauta de la aspereza de la situación. "Sáquenme estas rosas de acá -dijo en alusión al arreglo floral de rosas blancas que tenía sobre su mesa- que ésto no va a ser un lecho de rosas", se despachó, anticipando el tono tenso que tuvo la reunión.
La frase se conoció por un micrófono que quedó abierto por error en los primeros instantes de la exposición presidencial.
La Presidenta hizo desplegar filminas, con muchos gráficos y números que no exceptuaron las ganancias de las terminales. Para eso se remontó hasta 2003.
"Ustedes ganaron mucha plata en todos estos años, les pido que se pongan a producir y pongan los autos a disposición de la gente", les reprochó, según contó un testigo de la reunión.
A su turno, el ministro de Economía, Axel Kicillof, le bajó el pulgar a un reclamo puntual que hacen las automotrices: les dijo que no esperaran dólares para girarle a sus casas matrices. Las terminales afirman que su deuda con éstas asciende a US$ 2.500 millones.
Los empresarios esperaban una audiencia más acotada. Pero en Gobierno se encontraron con una reunión amplia, que tuvo lugar en el Salón de las Mujeres y donde estuvieron también el jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, la ministra de Industria, Débora Giorgi, y el secretario de Comercio, Augusto Costa. Por las Estuvieron los titulares de Ford, Fiat, Renault, Volkswagen, Peugeot, Honda, Toyota, General Motors, Mercedes Benz, IVECO y Scania, nucleados en la Asociación de Fábricas de Automotores (ADEFA), además de las concesionarias (ACARA) y tres dirigentes del gremio de mecánicos SMATA. Significativamente, su titular, Ricardo Pignanelli, pegó el faltazo.
Justo este fin de semana, Pignanelli advirtió en una charla con Clarín que hay entre 14 y 15 mil trabajadores suspendidos en el sector, a un promedio de "cinco días por mes", y afirmó que a las terminales "no les conviene financieramente" fabricar autos en el país.
La reunión empezó a las 19.10 y pasadas las 22, los empresarios se retiraron por la explanada de la avenida Rivadavia. Ninguno quiso hablar con la prensa y al igual que la ministra Giorgi subían las ventanillas para evitar el contacto.
Al mismo tiempo, por Balcarce 50 se iban los representantes de las concesionarias, quienes buscaban dejar en claro que ellos quieren vender y no son obstáculo en la cuestión: "El Gobierno tiene que resolver con las fábricas el stock, no con las concesionarias", decían.
Las terminales reclamarían también para seguir en el Pro.cre.auto un aumento de precios de los autos (se habla de un 12%) porque consideran que en las condiciones actuales el negocio no les cierra. En el plan oficial participan 37 modelos de ocho terminales.
0
0
0
0No comments yet