About Taringa!

Popular channels

Retorno a los orígenes pes 15

No queremos lanzar las campanas al vuelo, ¿de acuerdo? Pero Pro Evolution Soccer podría empezar a ser lo que era. De hecho PES 2015 no es un videojuego sobresaliente, está lejos de serlo, sin embargo por fin sí resulta divertido... y al fin y al cabo eso es lo que importa, ¿verdad? Cálzate las botas, súbete las medias y calienta… ¡El fútbol comienza ya!

La historia de Pro Evolution Soccer en la pasada generación de consolas es la de una saga que, sin duda, no supo adecuarse a los nuevos tiempos. Podemos coincidir que algunos episodios como el de la temporada futbolística 2013-2014 estuvieron a una altura más que notable y hacían presagiar un futuro de optimismo para la franquicia, sin embargo la cosa siempre acababa cambiando de un año para otro con una Konami que no supo encontrar una hoja de ruta coherente.

¿Qué nos depara la entrega de este año? Una que, nuevamente, invita a pensar en un futuro mejor para la saga, aunque mirando al pasado tampoco nos permite ser tajantes en este sentido. La compañía nipona, tras el interesante pero al mismo tiempo fallido juego precedente, ofrece una producción que no sólo se mueve más dignamente que aquella en términos tecnológicos, sino que además da con la tecla en términos de ritmo y estilo. Un cierto retorno a las raíces para un lanzamiento con un mayor tono arcade para un estilo en el que tanto el estudio como la propia experiencia jugable parecen sentirse más cómodos.



La Senda del Triunfo
Lo prometido es deuda. O al menos eso ha debido pensar Konami. Tras unos años de travesía en el desierto han decidido que para comenzar un nuevo ciclo de consolas, en el que han entrado con un año de retraso por cierto, merece la pena hacerlo con un retorno a los orígenes. Tras coquetear con una serie de dinámicas de juego que no han terminado de funcionar, el estudio nipón ha decidido mirar hacia el pasado y tratar de ofrecer algo a los aficionados en lo que, sin duda, se sienten más cómodos. Atrás quedaron los experimentos con el tempo de los partidos y los problemas de retardo en la respuesta de entregas como PES 2014. La obra de este año es compacta, efectiva y destina todos sus esfuerzos a ser divertida y funcional. ¿Brillante? Todavía no. ¿Notable? Desde luego que sí.

PES 2015
El aspecto de los menús e interfaces es fantástico. Ha sido rehecho para resultar mucho más cómodo y estéticamente vistoso.
¿Cómo ha logrado Pro Evolution Soccer comenzar a caminar por el camino de la victoria? Apostando por lo que sabe hacer y sin complicarse la vida. Las sensaciones son positivas esta vez con el mando en las manos, y eso es lo primero que tenemos que pedirle a un videojuego deportivo. El aroma de los viejos tiempos es innegable, y así se construye una propuesta que está fundamentada en el fútbol espectáculo, en unos partidos donde hay espacio para ser directos y buscar la portería con velocidad y premura, pero en los que también hay sitio para quienes gustan de "manosear" la pelota y construir una telaraña de pases para llegar al área rival.

Si un título de estas características no transmite con precisión milimétrica y sin retrasos de ningún tipo nuestros deseos a los futbolistas fracasa, y esfuerzos como el resto de ideas que se pusieron la temporada pasada sobre la mesa quedan reducidas a ser un discreto consuelo. En esta ocasión no hay nada que temer, el videojuego funciona adecuadamente en términos de control, y a partir de ahí sí puede construirse un esfuerzo más que notable por recuperar el pulso del pasado. Sobre los pilares de un buen control se puede edificar algo tan interesante como lo que brinda PES 2015, con un ritmo trepidante que no confunde la intensidad con las prisas. Siempre podemos, como siempre en la saga, alterar la velocidad de los encuentros manualmente desde el menú de opciones para acelerar o ralentizar todo lo que sucede sobre el verde, sin embargo si en otras ocasiones hemos realizado recomendaciones sobre modificaciones para mejorar la experiencia en esta ocasión hay poco que objetar en este sentido.



Ya juguemos solos o acompañados la inteligencia artificial tiene una importancia capital en cualquier videojuego deportivo de carácter colectivo, y como no podía ser de otro modo éste no es una excepción. Para este lanzamiento se prometía un gran avance, y las sensaciones son de una mejoría general en la naturalidad de la toma de decisiones pero también de una cierta actitud excesivamente frívola en los marcajes y la anticipación que crea unos espacios demoledores para explotar con pases en profundidad. La utilidad, e incluso en algunos episodios el abuso, de este tipo de desplazamientos de balón en la franquicia que se llevan a cabo con el botón Y o triángulo siempre ha sido de sobras conocida, sin embargo la apertura de las líneas que tan relativamente sencillo resulta desarbolar con un par de paredes facilita todavía más las cosas. No se trata únicamente del excesivo celo de algunos defensas centrales a la hora de perseguir a los puntas adelantándose en exceso y dejando huecos a sus espaldas, sino también de una cierta tendencia a la anchura en horizontal de centrales y laterales que los separa en exceso.

La obra de este año es compacta, efectiva y destina todos sus esfuerzos a ser divertida y funcional
En todo lo ofensivo el comportamiento es muy superior, trazando con efectividad desmarques pero también permitiéndonos desde el menú de opciones hacerlo por nosotros mismos. Los porteros, por su parte, también observan palpables mejorías. No tanto por la presencia de nuevas animaciones, sino más bien por su comportamiento y su capacidad de alcanzar balones que antes eran lógicos en un guardameta de cierto nivel pero que por deficiencias en su agilidad no alcanzaban. Siguiendo con todo lo que tiene que ver con el desempeño sí que notamos un tratamiento de la fatiga mucho más duro que antaño, lo que impide que podamos convertir los partidos en una carrera constante de una a otra línea de fondo.

0No comments yet
      GIF