Canales populares

Revelan que matrimonio gay de Alex Freyre fue por militancia

Revelan que el matrimonio gay de Alex Freyre fue por militancia

Un periodista contó que el activista y José Di Bello, sin estar de novios, decidieron pedir el enlace para presionar por una ley. Fue el primer casamiento homosexual de América latina.




El periodista y activista por la causa Bruno Bimbi cuenta que dio a conocer ahora la historia porque "Freyre se cansó de avergonzarnos a todos. Y alguien lo tenía que decir" Un periodista y activista por los derechos de las minorías sexuales reveló ayer que el casamiento del polémico Alex Freyre y José María Di Bello, celebrado cinco años atrás en Ushuaia (Tierra del Fuego), fue por militancia de la causa gay ya que ambos no eran pareja. Freyre y Di Bello constituyeron el primer matrimonio gay de la Argentina y también de América Latina, pero unos días atrás —por anuncio de uno de ellos, Di Bello— se supo que se van a divorciar.

Bimbi, autor de un libro sobre las minorías sexuales en Argentina, detalló ayer en su blog de internet cómo se ingenió el casamiento allá por 2009 en el seno de una organización de la que él participaba, y lo redujo prácticamente a una farsa.

Según el periodista, en aquel entonces una pareja debía asumir un rol activo y pedir públicamente casarse en un fuero contensioso para que se sucedan o disparen ciertos pasos institucionales y judiciales. "Necesitábamos dos hombres o dos mujeres que presentaran el próximo amparo en Capital Federal, en el fuero contencioso administrativo, y se prepararan para, si todo salía bien, ser los primeros en casarse".

"José y yo estamos dispuestos a hacerlo", contó Bimbi que dijo Alex Freyre en una reunión desarrollada en la sede de la Liga Argentina por los Derechos del Hombre, que les prestaba una oficina para que la Federación LGBT (lesbianas, gays, bisexuales y transexuales) contara con una sede provisoria.

"¿José y vos están en pareja?", agregó el periodista que fue la pregunta de María Rachid, actual legisladora porteña y en aquel entonces presidenta de la Federación LGBT, sorprendida.

"Eso no importa", respondió Alex, muy seguro. "Esto es un compromiso militante y la Federación necesita que alguien lo haga. Nosotros no le tenemos miedo a las cámaras, tenemos experiencia en el manejo con los medios, somos activistas desde hace muchos años y nos sabemos el discurso de memoria. Después, si nos tenemos que casar, nos casaremos, que todo sea por la causa".

Bimbi contó que en ese momento se le ocurrió decirle a Freyre: "Si alguien se entera y, ponele, el diario La Nación publica que ustedes no son pareja, perdemos toda la credibilidad y todo el mundo se nos va a poner en contra".

Freyre le respondió: "Eso no va a pasar. Y si pasa, nosotros lo vamos a negar a muerte. Además, aunque no seamos novios, nos queremos de verdad y hemos cogido mil veces. Eso lo saben todos los que nos conocen".

Freyre ganó la pulseada. Se casaron y siguió la historia conocida por todos: fueron en los papeles maridos durante estos cinco años.

La noticia de ayer retumbó mientras Freyre se encuentra fuera del país.

Di Bello, en cambio, dio su respuesta al portal Infonews, ligado al gobierno nacional: "Que sea TN el que difunde esto responde por sí mismo todo. No hace falta que me ponga a hablar de estas pavadas". Y agregó: "Desmiento 100 por ciento todo".

Pero también admitió el casamiento por militancia. "En ese entonces, luchábamos por algo más allá, que era la igualdad". Y contó: "Nosotros nos casamos por militar. Yo no sé si me hubiese casado con Alex si ya existía el matrimonio igualitario. Nosotros en ese momento estábamos haciendo una acción militante".

El presidente de la Federación Argentina LGBT, el rosarino Esteban Paulón, dijo al diario La Nación que en el momento en que Alex y José María les pidieron presentar el amparo por matrimonio, desde la Federación acompañaron esa solicitud. "Los acompañamos como lo hicimos y hacemos con todas las que llegaron por diversos temas, sin inmiscuirnos en la vida privada de cada pareja o persona", dijo.

"En ese sentido ellos expresaron voluntad de casarse y, sin impedimentos de por medio, avanzamos con el apoyo a su pedido. Una vez celebrado el matrimonio y aprobada la ley de identidad de género las actitudes personalistas de Alex, que intentó sacar provecho personal todo el tiempo sin pensar en lo colectivo, nos llevaron a expulsarlo por unanimidad de las organizaciones de la FALGBT en febrero 2011", relató. Esto ocurrió tan sólo 6 meses después de aprobada la ley.

"Personalmente creo que, una vez logrado el objetivo de la ley - para la que al igual que tantas personas pusieron el cuerpo -, ellos deberían haberse sincerado en cuanto a qué relación querían y qué era lo que sentían. Y eventualmente expresar abiertamente el motivo que los llevó a querer celebrar la boda", opinó Paulón.

"Las demás circunstancias personales las desconozco y también no me corresponde opinar al respecto por pertenecer a la esfera privada de ambos", concluyó uno de los principales militantes por la diversidad sexual en la Argentina.
0
0
0
0No hay comentarios