Canales populares

"Ricardo Fort es adicto a la morfina"



Lo reveló el médico personal del empresario, Alejandro Druetto. El chocolatero se encuentra internado en terapia intensiva después de haber sido operado por una perforación de duodeno.

Después de haber pasado por una operación de urgencia en la clínica Colón de Mar del Plata, los médicos informaron que Ricardo Fort se recupera de la cirugía realizada por una perforación en el duodeno.

Ahora, su médico personal, Alejandro Druetto, reveló en el programa Desayuno Americano que el chocolatero tiene adicción a la morfina, sustancia que consume para atenuar los dolores que padece en la rodilla, la cual se operó en cinco oportunidades y aún no está recuperada.

"Él va a tener que cambiar su estilo de vida, sus hábitos. Fort es adicto a la morfina, seguramente desde hace dos años. Esto puede traer trastornos en general de la persona. Él se automedica", contó el profesional.

Esta declaración confirma las versiones que venían contando sus allegados, que debido a esos crónicos dolores de huesos, el ex jurado de Bailando por un sueño toma morfina y luego, una copa de champagne para “bajarla”, algo que podría haber contribuido a generar este cuadro.

“Fort tomaba mucha Morfina y lo he visto mezclarla con champagne (…) Él siempre me dio que no iba a llegar a viejo”, contó ayer el periodista Luis Ventura en el programa Intrusos.

Los problemas de salud de Fort comenzaron en la noche del domingo cuando el empresario se descompuso, antes de salir de su casa marplatense para hacer la función de Fort con Caviar, en el teatro Tío Curzio.

Esto generó preocupación en su entorno, dado que Fort ya había suspendido la función del viernes por sus fuertes dolores. El sábado la había hecho y luego había anunciado su reconciliación con Díaz. Pero el domingo quedó internado y ayer se decidió la intervención.

Sus allegados dijeron que el cuadro se volvió agudo debido a que el mediático personaje toma gran cantidad de analgésicos para atenuar los dolores que padece en las rodillas, además de dañarle el aparato digestivo.

La jefa de prensa de Fort, Natalia Román, ayer difundió una suerte de parte oficial: “El malestar de Ricardo Fort se debió a una perforación en el duodeno. Se le drenaron 4 litros de líquido y se espera su evolución en terapia intensiva”.

Ayer a la noche, por la pantalla de América, Marta, la madre de Fort, aseguró que su hijo estaba “en perfectas condiciones”, arriesgó que “tomó algo que no correspondía” y concluyó, optimista: “Esto debe ser una enseñanza para Ricardo”.
0No hay comentarios