Check the new version here

Popular channels

Rige el toque de queda en pueblo de USA

VIOLENCIA RACIAL EN FERGUSON, MISURI


Rige el toque de queda en pueblo de USA






El gobernador del Estado de Misuri, Jay Nixon, declaró este sábado 16/08 el estado de emergencia en Ferguson (comenzó a regir desde el inicio del domingo 17/08) después de que en la madrugada del viernes 15/08 retornaran los disturbios y las escenas de saqueos que parecían ya superadas en las calles de esta localidad cercana a San Luis (capital de Misuri), donde hace una semana Michael Brown, un negro de 18 años, murió por disparos de un policía.
17/08/2014|02:28


 
Durante la tarde y noche del viernes 15/08 las protestas mantuvieron el clima festivo y pacífico del jueves, con cientos de personas —la mayoría negras— congregadas en las aceras de la avenida con pancartas, mientras un reguero de coches hacía sonar sus bocinas. Pero fue enorme la indignación cuando la policía dijo que Michael Brown era sospechoso de participar en un robo, poco antes de ser tiroteado en una calle cercana. Algunos manifestantes se enfrentaron a los agentes y les lanzaron botellas. Los policías se replegaron y uno de ellos lanzó un bote de gas lacrimógeno porque “estaba atrapado” entre manifestantes en un párking, según explicó el coordinador Johnson.






CIUDAD DE BUENOS AIRES (Urgente24). Los residentes de Ferguson, suburbio de la ciudad de San Luis (Misuri, USA), no tienen calma desde el sábado 09/08. Y cuanta más información aparece sobre el caso de Michael Brown, joven negro de 18 años, muerto por los disparos de un agente de policía en plena luz del día, más crece el descontento.
 
El toque de queda se estableció para este domingo 17/08 entre la medianoche hora local y las 5:00. 
 
El suceso que ha puesto a Ferguson en la prensa global ocurrió el sábado 09/08, cuando Michael Brown y Dorian Johnson caminaban por las calles de Ferguson y fueron interceptados por una patrulla policial. Los detalles de lo que ocurrió después siguen sin estar claros y el caso está en manos del Buró Federal de Investigaciones (FBI, por sus siglas en inglés) pero sí se sabe es que Brown falleció a causa de los disparos del agente de policía Darren Wilson.
 
Según el testimonio de Dorian Johnson, Brown estaba desarmado y no encaró a los agentes, sino que puso sus brazos en alto.
 
"El policía disparó, nos asustamos y nos preparamos para huir. Luego volvió a disparar, mi amigo sintió el tiro, se volteó y puso sus manos arriba. Pero el oficial se acercó y disparó varios tiros más. No estábamos haciéndole daño a nadie, estábamos completamente desarmados", le dijo Johnson a la cadena local de televisión WALB.
 
En una rueda de prensa en Ferguson, el gobernador del Estado de Misuri, el demócrata Jay Nixon; y el encargado de supervisar la represión policial a las protestas, el capitán afroamericano Ronald Johnson, de la policía estatal de autopistas, dio a entender que la prohibición de estar en la calle se limita a la avenida comercial y sus alrededores, donde ocurrieron las protestas. Pero nada hay escrito al respecto.
 
Johnson agregó: "No la haremos cumplir (la restricción a la circulación en la vía pública) con camiones o gases lacrimógenos. La haremos cumplir con comunicación. Le diremos a la gente: 'Es tiempo de ir a casa'", prometió.
 
La actuación de la policía durante las protestas raciales en Ferguson, Misuri, aumentó las preocupaciones por la militarización de las policías en USA.
 
La noche del miércoles 13/08 se registró la más violenta jornada de protestas en la ciudad tras la muerte de Michael Brown: agentes dispararon contra los manifestantes con balas de gas pimienta y gas lacrimógeno. En los techos de vehículos tipo militar, francotiradores, con rifles de miras telescópicas, apuntaban a las personas que exigían justicia para Brown.
 
La jornada culminó con decenas de arrestados, entre ellos 2 periodistas, uno del diario The Washington Post y otro de la web Huffington Post.
 
El presidente Barack Obama interrumpió brevemente sus vacaciones en Massachusetts, para hablar de los disturbios y condenar el “uso excesivo de la fuerza (por parte de la policía) contra manifestaciones pacíficas”.
 
El alcalde de Ferguson, James Knowles III, quiso salir al paso pero en estos casos hay que ser muy cuidadoso porque aclarar puede ser oscurecer.
 
El gobernador demócrata justificó el toque de queda en el hecho de que no se puede permitir que "unos cuantos saqueadores pongan en peligro al resto de la comunidad". 
 
Él agregó: "Es una prueba, los ojos del mundo están mirando, es una prueba para determinar si esta y cualquier comunidad puede romper el ciclo de miedo, desconfianza y violencia". 
 
Nixon dio a entender que el toque de queda durará varios días al afirmar que dicho ciclo no se rompería en solo "una noche".
 
En un posible termómetro de la reacción esta noche a la imposición del estado de emergencia, varios residentes de Ferguson interrumpieron las palabras de Nixon para criticar el toque de queda cuando no hay todavía cargos contra el agente que mató a Brown. 
 
"Si queremos buscar justicia, primero tenemos que mantener la paz", replicó incómodo el gobernador.
 
El efecto apaciguador que tuvo la noche del jueves 14/08 el traspaso de la supervisión de las protestas a una policía más conciliadora se diluyó al día siguiente. 
 
El detonante del aumento de la tensión fue el primer informe de la policía local sobre la muerte de Brown: se lo acusó de participar poco antes en un robo a una tienda. 
 
La comunidad negra es 66% en casi un siglo en el área metropolitana de San Luis.
 
Durante la tarde y noche del viernes 15/08 las protestas mantuvieron el clima festivo y pacífico del jueves, con cientos de personas —la mayoría negras— congregadas en las aceras de la avenida con pancartas, mientras un reguero de coches hacía sonar sus bocinas. 
 
Pero fue enorme la indignación cuando la policía dijo que Michael Brown era sospechoso de participar en un robo, poco antes de ser tiroteado en una calle cercana. 
 
Algunos manifestantes se enfrentaron a los agentes y les lanzaron botellas. Los policías se replegaron y uno de ellos lanzó un bote de gas lacrimógeno porque “estaba atrapado” entre manifestantes en un párking, según explicó el coordinador Johnson.
 
En paralelo, un grupo de manifestantes empezó a saquear comercios y a romper cristales. La policía no intervino durante los saqueos, lo que fue criticado por el fiscal general de Misuri, Chris Koster, durante una visita a la zona. 
0
0
0
0
0No comments yet