Robaron club de barrio y "sólo le quedaron las paredes"

Una banda saqueó un humilde club de barrio al que "sólo le quedaron las paredes"

Sucedió en Solís y Riobamba, en la zona oeste de la ciudad. Robaron en la vivienda del casero y desmontaron el buffet. También se llevaron tres mil pesos.




"Lo único que quedó son las paredes; nos pelaron, esta vez se llevaron todo", dijo hoy con amargura Germán, uno de los responsables del club Libertad del Parque Oeste, ubicado en Solís y Riobamba, institución barrial que fue literalmente saqueada por un grupo de delincuentes que no dejó absolutamente nada.

Se trata de un club de fútbol al que acuden más de ochenta chicos del barrio que no necesitan demostrar cierta destreza o habilidad con la pelota para practicar el deporte. Es sólo entrar a la cancha para divertirse. Por eso, el saqueo que sufrió hace pocas horas dejó a sus colaboradores como si hubiesen recibido un golpe de "knock out".

En declaraciones al programa "Todos en La Ocho", Germán sostuvo: "Esto fue algo terrible. Esto nos sacó de cauce. Veníamos encaminados, tratando de levantar con mucho esfuerzo a este club debido a los magros ingresos que tenemos".

"Entraron al club. Saquearon la casa del casero cuando no estaba. Luego se dirigieron al bufet y se llevaron dos freezers, una cocina con la garrafa, herramientas, metros y metros de cables de prolongación para la bomba para regar la cancha, cuchillos, tenedores y todo lo que se utiliza para atender el comedor. Lo único que quedó son las paredes", remarcó Germán.

El directivo contó que los ladrones se llevaron unos tres mil pesos, dinero que estaba destinado al pago de una deuda con la Liga Rosarina. "La plata quedó ahí por olvido. Era pagar la deuda con la liga antes del 28 de marzo. En definitiva, nos pelaron. No tenemos nada. Ni mates podemos hacer. No nos quedó nada material. Quedamos en cero".

Germán sostuvo que la entidad "no es un club solvente, se trabaja con chicos muy humildes. Cuando vamos a visitar otros clubes se alquila un colectivo y esa plata sale de la institución. Los papá no tienen recursos. Acá los contenemos a los chicos. De aquí no saldrá un Messi, ningún Agüero. Nosotros les pedimos a los chicos que vengan a divertirse. Eso es lo primordial".

Antes de este último episodio, el club fue saqueado en octubre y en marzo del año pasado, y en noviembre de 2013. Fueron cuatro robos en poco más de un año. "Este fue el golpe de knock out. En los tres primeros se llevaron lo que encontraron. Nos dejaron como para seguir trabajando. No se llevaron los freezers. Ahora nos estábamos levantando y nos dejaron sin nada". .