Rolex en la vagina


Las Vegas, Estados Unidos Una masajista de Las Vegas, Estados Unidos, fue acusada de robar un reloj Rolex de $35,000 escondiéndolo en su vagina mientras le prestaba sus servicios a un hombre de 66 años. De acuerdo con el diario Review Journal, el encuentro entre Christina Lafave y Kenneth Herold comenzó con tragos en la barra Wynn de Las Vegas el pasado mes de enero. El hombre le ofreció $300 para que ella regresara con él a su habitación de hotel para darle un masaje y, a eso de las 3:00 a.m., Herold llamó a seguridad. Al llegar al cuarto los oficiales de seguridad se toparon con acusaciones de ambas partes: Herold señalando a Lafave por la desaparición de su preciado Rolex y esta acusándolo a él de estar molesto porque ella se rehusó a practicarle sexo oral sin un condón. Cuando la mujer intentó irse, los agentes la detuvieron y llamaron a la Policía. Según el testimonio de Herold, a 30 minutos de haber iniciado la sesión de masaje Lafave le pidió que se removiera el reloj para poder masajear sus brazos. El hombre lo colocó en el piso frente a él, pero a los pocos minutos desapareció. Policías revisaron cada rincón de la habitación pero no encontraron el reloj. Finalmente, Lafave admitió tenerlo en su posesión. La mujer fue trasladada por las autoridades a un hospital donde le realizaron radiografías y descubrieron que el reloj lo llevaba escondido dentro de su vagina. A Lafave se le fijó una fianza de $40,000 y podría enfrentar hasta 20 años de prisión de ser encontrada culpable.