Check the new version here

Popular channels

Ronaldinho el gran fracaso del Mundial

Ronaldinho, el gran fracaso del Mundial


La estrella del Barcelona llegó a Alemania como el mejor jugador del mundo. Pero mostró un opaco nivel en los cinco partidos de Brasil y su actuación estuvo muy lejos de cumplir con las expectativas. No convirtió goles, y cuando su equipo más lo necesitaba, no apareció.
Deportes | Mundial 2006



DE ESPALDA. el diez brasileño no desequilibró. (EFE)



¿Cree que el rendimiento de Ronaldinho influyó en la eliminación de Brasil?




65.5%

No

34.5%
9.020
votos








Se esperaba más, mucho más de Ronaldinho. Sus lujos, sus enganches, sus goles, todos brillaron por su ausencia en el Mundial, el mismo que lo había recibido como a uno de sus principales protagonistas.

Ante Francia, el primer rival de peso que enfrentó Brasil (antes había jugado con Croacia, Australia, Japón y Ghana), era una posibilidad más que oportuna para revertir la pálida imagen que venía mostrando en sus anteriores presentaciones. Pero la estrella estuvo apagada. Y, en silencio, se fue del Mundial.

Nadie puede negar que posee un enorme talento para jugar al fútbol, por eso es que cuesta encontrarle explicaciones a su bajo rendimiento. Se podrá decir que no jugó en la misma posición que lo hace en el Barcelona, es cierto. No tuvo la libertad que sí tiene en el club español y jugó más contenido, mucho más pendiente de una posición.

También es verdad que sus compañeros de ataque, Kaká, Adriano y Ronaldo -con los cuales conformó el denominado "cuarteto mágico"- tampoco cumplieron en la medida de lo esperado. Sólo aparecieron en cuentagotas. Las figuras del equipo terminaron siendo Ze Roberto, un volante de marca, y Lucio, uno de los defensores centrales. Todo un indicio.

Ronaldinho, elegido por la FIFA como el mejor futbolista del mundo por dos años consecutivos, convirtió 29 goles en 70 partidos con el seleccionado brasilero. Sin embargo, hace un año que no puede anotar. El último tanto que hizo para el conjunto que dirige Carlos Parreira fue en junio de 2005, contra Argentina, en la final de la Copa de las Confederaciones.

"Estoy muy triste, con un dolor inmenso, aunque hemos luchado hasta el final", declaró minutos después de haber quedado fuera del Mundial. Y cuando le consultaron sobre si su equipo había decepcionado, dijo: "Brasil no decepciona nunca, a pesar de que en estos momentos ninguno de nosotros puede estar contento con nuestro desempeño". Clarito.

A sólo un minuto para el final del partido ante Francia, se le presentó al jugador de 26 años una oportunidad inmejorable: un tiro libre ideal, al borde del área rival. Todas las miradas estaban puestas en él. Y en su botín derecho. Acomodó la pelota, miró y ejecutó. Su remate se fue por arriba del travesaño. Ronaldinho se tapó la cara con la camiseta. Y así, con mucha más pena que gloria, se despidió del Mundial.

fuente: Hernán Buzzella, de la Redacción de Clarín.com
16Comments
      GIF
      New