Check the new version here

Popular channels

Rusia cierra durante un año su mercado

Rusia cierra durante un año su mercado a los productos de los países que han impuesto sanciones



El presidente de Rusia, Vladímir Putin, ha firmado un decreto para prohibir o restringir la entrada de los productos de los países que se han unido a las sanciones contra Rusia.

El decreto "sobre la aplicación de determinadas medidas económicas especiales para garantizar la seguridad de la Federación de Rusia" fue firmado este miércoles por el mandatario ruso, según informa el sitio web de Kremlin. 

Está previsto que las medidas recién aprobadas tengan una vigencia de un año. 

A partir de este miércoles queda prohibida o restringida la entrada al territorio ruso de productos agrícolas, alimentos y materias primas originarios de los países que se han unido a la política de sanciones de Washington y Bruselas.

Las medidas acordadas por Putin se aplican concretamente a los Estados que "han decidido imponer sanciones económicas contra las personas jurídicas y (o) físicas rusas o se han unido a esta decisión", consta en el documento. De este modo, Rusia cierra su mercado a los productos de EE.UU., la UE, Japón, Australia y Canadá.

El 29 de julio pasado la Unión Europea acordó imponer a Rusia sanciones económicas que afectan a su industria petrolera y de Defensa, productos de doble uso y tecnologías sensibles. Las sanciones entraron en vigor el 1 de agosto. 
 

La electrónica china sustituirá a la de EE.UU. en las importaciones rusas



Los componentes electrónicos de fabricación china sustituirán en la industria aeroespacial y el complejo industrial militar ruso a sus análogos estadounidenses. En 2015 Rusia prevé comprarlos a China por aproximadamente 1.000 millones de dólares.

Según una fuente en la agencia espacial rusa Roscosmos citada por el periódico 'Izvestia', Rusia prevé comprar componentes electrónicos a China durante dos años –o dos años y medio– por varios miles de millones de dólares hasta que la industria rusa aprenda a fabricar sus propios análogos electrónicos con las características apropiadas para los militares y la industria espacial.
 
"Trabajamos con China Aerospace Science and Industry Corp., CASIC", precisó el funcionario citado por el rotativo. "Las instituciones que la integran nos han ofrecido ya decenas de dispositivos que presentan una alternativa directa o con cambios mínimos respecto de aquellos elementos que no podremos comprar por las sanciones impuestas por EE.UU."

Actualmente está siendo traducida la documentación técnica y se realizan las primeras pruebas de esos análogos para determinar su resistencia a altas temperaturas, vibraciones e impacto de partículas polarizadas. Para el próximo 18 de agosto está programado un taller conjunto de los fabricantes de componentes electrónicos chinos y representantes de las empresas interesadas rusas, con participación tanto de CASIC como de Roscosmos.

De acuerdo con las regulaciones de tráfico de armas y tecnologías armamentistas de EE.UU. (ITAR, por sus siglas en inglés), la exportación de dispositivos y componentes marcados como 'military' y 'space' es posible solo con un permiso del Departamento de Estado. Antes de que fueran impuestas las sanciones a Rusia, las autoridades estadounidenses hacían la vista gorda al envío a Moscú de los productos de doble uso y las tecnologías sensibles.

Las empresas rusas compraban a EE.UU. componentes electrónicos por 2.000 millones de dólares al año. A partir de ahora esos recursos financieros podrán ser canalizados hacia los fabricantes chinos, aunque por parte de la industria electrónica europea todavía no haya habido ninguna respuesta negativa a los pedidos rusos por este tipo de productos.

"Hasta el momento los fabricantes europeos han suministrado todo sin problemas, menos los conversores de señal digital a analógica (dispositivos para convertir señales con datos binarios en ondas). Compramos los productos europeos, entre otros del mayor fabricante de componentes electrónicos en Europa, ST Microelectronics", aseguró la fuente.

Además, el citado funcionario de la agencia espacial rusa explicó que acaba de aprobarse una nueva regulación para estos conversores, lo que obliga a sus compradores a solicitar una autorización en una instancia europea. Sin embargo, la industria espacial rusa no ve obstáculos en este nuevo requisito.


Rusia prohibiría a las aerolíneas europeas sobrevolar Siberia en respuesta a sanciones



Moscú considera la posibilidad de restringir o incluso prohibir el tránsito de vuelos de aerolíneas europeas a Asia a través del territorio ruso. La medida llegaría en respuesta a las sanciones de la UE contra la subsidaria de Aeroflot.

Según comunicó al diario ruso 'Vedomosti' una fuente cercana a la iniciativa, la idea de restringir a las compañías europeas el tránsito a través del territorio ruso surgió poco después de que la UE impusiera las primeras sanciones contra Rusia. Pero los recientes acontecimientos —la suspensión de los vuelos de la aerolínea rusa Dobrolet y las multas que impuso Ucrania a las compañías aéreas rusas por volar a Crimea— necesitan una respuesta, afirmó.

Las consultas ya están en marcha y participan en ellas el Ministerio de Transporte y el Ministerio de Asuntos Exteriores de Rusia, aseveró la fuente.No obstante, los representantes de ambos ministerios no hicieron ningún comentario al respecto. "Todavía no se ha tomado ninguna decisión", subrayó un alto funcionario federal. Al mismo tiempo, una fuente cercana a la Cancillería rusa aseguró al periódico que "todas las medidas hostiles por parte de la UE, incluidas las del ámbito del transporte aéreo, se estudiarán y ninguna quedará sin respuesta".
 
Para volar de Europa a Asia las líneas aéreas utilizan la ruta más corta, a través de Siberia, y pagan por ello a la aerolínea Aeroflot. Entre los mayores contribuyentes se encuentran Lufthansa, British Airways y Air France.

De acuerdo con el portavoz de la presidencia, Dmitri Peskov, los ingresos que eso supone "son considerables", por lo que "hay que analizar los pros y los contras, a fin de no actuar como los estadounidenses y los europeos, que se golpean la propia cabeza con un martillo", añadió el vocero en referencia al impacto de las sanciones contra Rusia en las economías occidentales.

Lufthansa es consciente de la situación y está preocupada por las posibles pérdidas que conllevarían las hipotéticas sanciones, que se estiman en más de 1.000 millones de euros en solo tres meses, afirma una fuente cercana a la contraparte de las principales compañías aéreas europeas.
 
Dobrolet es una filial de la aerolínea Aeroflot fundada en octubre de 2013 y que realizaba vuelos a Crimea. A partir del 4 de agosto Dobrolet suspendió todos los vuelos debido a la cancelación de los contratos de arrendamiento de aviones Boeing-737-800 después de que la aerolínea rusa fuera incluida en la lista de sanciones de la UE.

China prohíbe a sus agencias gubernamentales comprar productos de Apple

China ha prohibido a sus agencias gubernamentales adquirir productos de Apple, como las tabletas iPad, los teléfonos iPhone y los ordenadores portátiles MacBook, por motivos de seguridad, informa Bloomberg.

Según la información, la prohibición se aplicará para todos los organismos, centrales y locales, del gigante asiático.

Anteriormente China excluyó también los productos de otras compañías tecnológicas estadounidenses en medio de las crecientes tensiones entre Pekín y Washington.   

0
0
0
0No comments yet