Rusia cree que la sanción europea lastra la lucha contra el

Rusia cree que la sanción europea lastra la lucha contra el terrorismo


sábado 26 de julio de 2014 15:59 CEST





Por Vladimir Soldatkin

MOSCÚ (Reuters) - Rusia reaccionó con enfado el sábado a las sanciones impuestas por la Unión Europea por el papel de Moscú en la crisis de Ucrania, diciendo que podría dañar la cooperación en asuntos de seguridad y lastrar la lucha contra el terrorismo y el crimen organizado.

El ministro de Asuntos Exteriores ruso también acusó a Estados Unidos, que ya ha impuesto sus propias sanciones contra Moscú, de contribuir en el conflicto con Ucrania por su apoyo al gobierno prooccidental de Kiev.

La UE alcanzó un acuerdo el viernes para imponer las primeras sanciones económicas a Rusia por su comportamiento en Ucrania, pero excluyeron la tecnología del sector crucial del gas.

"La lista de sanciones adicionales es una prueba directa de que los países de la UE han establecido la reducción gradual de la cooperación con Rusia sobre asuntos de seguridad internacional y regional", dijo el ministro en un comunicado.

"(Esto) incluye la lucha contra la proliferación de armas de destrucción masiva, terrorismo, crimen organizado y otros nuevos retos y peligros".

La Unión Europea sumó el sábado 15 rusos y ucranianos y 18 organizaciones a su lista de sanciones sobre la crisis en Ucrania. Los individuos encararán prohibiciones en viajes y la congelación de activos, mientras que las organizaciones también verán congeladas sus propiedades.

El jefe del servicio de seguridad ruso FSB y del servicio de inteligencia, así como una serie de altos cargos rusos fueron incluidos en la lista de sanciones.

"Estamos seguros que estas decisiones serán recibidas con entusiasmo por los terroristas de todo el mundo", dijo el ministro.

"SEVERAS CONSECUENCIAS"

La UE ya había impuesto congelaciones de activos y prohibiciones para viajar a docenas de veteranos responsables rusos por la anexión a Rusia el pasado mes de marzo de la península de Crimea y por su apoyo a los separatistas que combaten a las fuerzas de Kiev en el este de Ucrania.

La decisión de continuar sancionando a sectores de la economía rusa llegó después del derribo la semana pasada del avión malasio MH17, matando a 298 personas, en un área del este de Ucrania controlada por separatistas apoyados por Moscú.

Estados Unidos y otros países occidentales acusan a los separatistas de derribar el avión con un misil tierra aire suministrado por Rusia. Los separatistas niegan haber derribado el avión y Rusia dice que no ha suministrado estas armas.

"Estados Unidos continúa presionando a Kiev hacia la represión por la fuerza de la descontenta población rusoparlante (ucraniana). Hay una conclusión: la administración Obama tiene responsabilidad en el conflicto interno en Ucrania y en sus graves consecuencias", dijo.

Esto fue la respuesta a las acusaciones de la Casa Blanca de que el presidente ruso Vladimir Putin era "culpable" del derribo del avión malasio.