Canales populares

Sacerdote internado grave luego de un violento robo

Sacerdote internado grave luego de un violento robo


Un sacerdote permanecía hoy internado en grave estado en un hospital del partido bonaerense de Florencio Varela a causa de la golpiza que sufrió durante un presunto asalto en una capilla.



El cura de una parroquia de el partido bonaerense de Florencio Varela fue gravemente herido a golpes y cuchillazos por delincuentes que le robaron dinero, una computadora y un grabador.

Se trata del padre Nicasio Aníbal Alegre, de 69 años, quien permanece internado en terapia intensiva y con respirador artificial en el Hospital El Cruce, de Florencio Varela, mientras la policía realizaba distintos operativos para intentar detener a los presuntos autores del hecho.

El episodio ocurrió la noche del último miércoles en la Iglesia San Francisco, ubicada en la esquina de las calles 1436 y 1429, de la localidad de La Capilla, en ese partido del sur del conurbano.

El padre Nicasio fue encontrado desvanecido al lado de su cama la mañana del jueves por un vecino que vio la puerta abierta de la pequeña casa ubicada detrás de la Iglesia, en la que vivía.

Al instante fue alertada la policía y una ambulancia, que trasladó al cura al Hospital El Cruce con graves heridas en el cráneo y cortes en distintas partes del cuerpo.

Los investigadores policiales determinaron que, aparentemente, el cura fue atacado por algún delincuente que le robó dinero y algunos objetos de valor, entre ellos una computadora y un equipo de música.

La sospechas creen que el agresor puede ser alguna persona conocida por el padre Nicasio, ya que la puerta de acceso a la casa no está violentada y se sospecha que fue el mismo cura quien permitió el ingreso de su atacante.

"Estaba casi muerto. Creemos que por ahí fue alguien del barrio, alguien conocido que al reconocerlo el padre intentaron matarlo para que él no los pueda delatar", manifestó este viernes al canal C5N un catequista que colabora en la parroquia que se identificó como Juan.

"Tiene fractura de cráneo, fractura en la clavícula, tiene golpes en todo el cuerpo, tiene marcas en los brazos como que quisieron atarlo, tiene cortaduras en los brazos, puntazos en el cuerpo, fue una tortura", agregó el catequista.

"Uno si quiere atacarlo lo empuja, él se cayó y ya no se puede levantar, no era necesaria tanta brutalidad para robarle", relató Juan, en referencia a que el cura es "discapacitado" desde que en su juventud lo operaron de una lesión en la cadera, por lo que le "cuesta caminar" y "mantener el equilibrio".

El hecho es investigado por personal de la comisaría 5ta.de Florencio Varela y por un fiscal de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 3 de Quilmes.
0No hay comentarios