Popular channels

San Lorenzo - Ilusion En Marcha

Ilusion En Marcha

San Lorenzo fue contundente y se trajo tres puntos importantes de Victoria al vencer 3 a 1 a Tigre. Paparatto en contra, Santana y Silvera fueron los goleadores del Ciclón, que ya piensa en el debut de la Copa Libertadores, el miércoles próximo.



BUENOS AIRES- Para ser campeón hay partidos que se necesitan ganar para demostrar oficio y respaldar esa candidatura que ya se acostumbró a recibir San Lorenzo en los últimos campeonatos. Sin dudas que esta victoria ante Tigre como visitante es más que importante. El rival desde que está en Primera supo hacerse duro en su casa y sus campañas lo sustentan. No por eso fue uno de los animadores hasta las instancias finales del Apertura pasado.

Por eso, sumar de a tres en Victoria no es sencillo, aunque el Ciclón lo logró por segunda vez consecutiva. El equipo de Miguel Ángel Russo fue de menor a mayor y, sin lucir ni sobrarle nada, justificó el triunfo ante un rival que sintió mucho la infantil expulsión del volante Castaño (interrumpió un saque de Orión cuando estaba amonestado). Para ese entonces el técnico local, Diego Cagna, había sacado un volante (Giménez) y un defensor (Jerez) y la partida de Castaño le quebró el esquema previsto para ir en busca del empate, ya que San Lorenzo terminó el primer tiempo ganando gracias a una individualidad de Cristan Chávez a los 39 minutos. El delantero tiró un centro rasante y el defensa Néstor Paparatto se la llevó puesta para vencer a Islas.

Después de la dificultad que mostró San Lorenzo en el verano para convertir no era poco irse al vestuario con la mínima diferencia a favor. Al contrario, soltó más a un mediocampo ordenado, con Torres, Ledesma y las distinciones de Solari y Barrientos. El punto más flojo del equipo terminó siendo la defensa. El Ciclón no fue más vulnerable porque Orión tapó los centros que sus compañeros no cortaron y el poste más la tarde errática de los delanteros de Tigre jugó para el Ciclón.

La segunda etapa también fue progresiva. Los primeros quince minutos tuvo al Matador de Victoria como protagonista, pero nunca con un peso que le de los méritos necesarios para igualar. Y por eso el Ciclón estiró la ventaja. Aprovechó una pelota parada (corner) para que Jonathan Santana, que poco había hecho desde que había ingresado por Solari, meta un cabezazo cruzado al fondo de la red a los 32 de la parte final.

Sin embargo el triunfo que parecía consumado, se vio amenazado un minuto después: Silvera accidentalmente se equivocó de arco, y le dio el descuento a Tigre, que hasta ahí era tripa y corazón, porque de fútbol poco se vio. Faltaban doce minutos y otro partido empezaba. El sufrimiento que acostumbra a manifestarse en Boedo volvía a sentirse.

En tanto, de ahí en más, el partido se tornó más friccionado y las tarjetas amarillas comenzaron a salir del bolsillo de Gabriel Brazenas, que no tuvo un mal arbitraje pero tampoco fue brillante. Sólo se lo recordará por utilizar por primera vez en la historia de la Primera División el spray para medir la distancia de la barrera. Lo hizo en la primera mitad con un tiro libre a favor de San Lorenzo, que Adrián González tiró por encima del travesaño. El réferi y el Ciclón pasaron a la historia.

Una historia que concluyó con otro debut (Alejandro Gómez, poco y nada de él) y una gran definición de Andrés Silvera en el tiempo de descuento. El Cuqui agarró un rebote de un mano a mano que Islas le tapó a Barrientos, se colocó y perfiló para la derecha para tocar suave al palo izquierdo del arquero. Precisa resolución del delantero que aseguró tres puntos de oro para que los hinchas comiencen a ilusionarse con el Clausura, porque de la Copa, ya hablaremos luego, días antes de enfrentar a San Luis. Hoy es momento de celebrar este primer paso.

Fuente: Mundoazulgrana
0
0
0
0No comments yet