Popular channels

Satanás entra al mundo vía sexo anal gay





ACTOR PORNO QUE “ENCONTRÓ A DIOS“ DICE QUE EL SEXO ANAL GAY ES LA PUERTA DEL DIABLO A NUESTRO MUNDO





El fundamentalista cristiano Joseph Sciambra, ex actor porno, ha dado una serie de declaraciones en las que explica que el sexo anal gay es la causa de la que el Diablo penetre nuestro mundo: “crea literalmente un portal a lo demoníaco”. Sciambra, entrevistado por Pink News en este video, despotrica contra el sexo gay y culpa a Satán de haber sufrido serios daños en su recto, hasta el punto de que sus “esfínteres casi tuvieron que ser cocidos”. Quizás Sciambra debería de haber usado un poco más de lubricante para exorcizar al diablo… de la inflamación.

Las palabras de Sciambra, quien dice haber encontrado a Dios después de alejarse del sexo anal, tienen cierto parecido con la predilección mágica erótica de Aleister Crowley, el famoso ocultista que fue considerado el hombre más perverso del mundo por la sociedad británica de principios del siglo XIX. Crowley incorporó técnicas del tantra y el yoga sexual a su propia filosofía de máxima diversidad sincrética, combinándolas con drogas psicoactivas y magia enochiana, para utilizar el acto sexual como un método para invocar y convocar la presencia de entidades de otras dimensiones (o a su propio ángel guardián). En varias ocasiones Crowley manifestó que su conducto favorito para estas operaciones era la vía anal, “el ojo de Horus, es superior a la boca de Isis”, escribió. Alternando operaciones mágicas con la llamada Diosa Escarlata y con factotums per vas nefandum (“el cohete de Urano”), Crowley, quien era percibido como “satánico”, construyó la imagen moderna de que la desviación sexual (o la simple experimentación) era algo propio del Diablo, si bien esto ocurrió también en la Edad Media y en el Renacimiento, cuando la Iglesia condenó las prácticas orgiásticas de ciertos individuos (todas las mujeres sexualmente desinhibidas eran tomadas como prostitutas y brujas) como si fueran una especie de posesión satánica. Hay que recordar que Crowley en realidad consideraba que el sexo –anal, vaginal y de todo tipo– era en realidad la puerta a la divinidad. “Dios es el instinto sexual”, escribió.






0
0
0
0No comments yet