Check the new version here

Popular channels

Se caso Pagani en Las Vegas!

Paren las rotativas: ¡Se casó Horacio Pagani en Las Vegas!

Fin de una era.El periodista sorprendió a todos cuando al dar el "Si, quiero" para casarse con su novia, Cecilia Di Carlo. Eso sí, lo hizo a su manera: en Las Vegas, la ciudad del pecado.



Paren las rotativas: ¡se casó Horacio Pagani! Y lo hizo a su estilo: en Las Vegas, una ciudad muy cara a sus afectos. ¿Qué dirán el Coco Basile, Mostaza Merlo, el Bambino Veira, Guillermo Coppola y los demás calaveras con los que el periodista deportivo se junta todas las semanas en el restaurante La Raya?

Aprovechando un viaje laboral para cubrir la pelea Mayweather-Pacquiao, Pagani pasó por el altar. Así lo contó él mismo a través de su cuenta de Twitter, @HoracioPagani. "Y bueno, ¡¡¡VIVAN LOS NOVIOS!!! LA BODA SE DIO EN LAS VEGAS. No sólo de pecados se vive aquí. FELICIDAD COMPARTIDA", escribió el periodista de 66 años. En otro tuit, les agradeció a sus amigos Luis y Chiche Cano, un matrimonio que fue testigo del casamiento.



¿Quién es la afortunada rubia que aparece en las fotos de los tuits? Se trata de Cecilia Di Carlo, quince años menor que él, que en los '80 supo ser actriz y vedette, y hasta fue tapa de la revista Playboy en abril de 1989. Antes había actuado en películas como Se acabó el curro y Mirame la palomita.

Es el tercer matrimonio de Pagani, que tiene cuatro hijos y dos nietos. Con Di Carlo está en pareja desde hace diez años y tiene una historia especial: "La vi por primera vez cuando íbamos a comer a Fechoría, hace treinta y pico de años. Pero yo estaba casado y ella, de novia, así que cada uno en lo suyo. Ella se fue a vivir a los Estados Unidos y yo me quedé esperando la oportunidad... ¡Soy un muchacho de largo aliento! Y en 2005 volví a la carga y concretamos", le contaba a la revista Paparazzi hace dos años.

También daba la receta para un amor duradero: "La relación perdura porque compartimos la mitad del tiempo y la otra mitad, no. Estamos cuatro días a la semana. La rutina complica mucho al amor. Nos damos respiros y disfrutamos más lo que pasamos juntos". La fórmula funcionó y llegaron al altar. ¡Que sean felices y coman perdices!


0
0
0
0
0No comments yet