Popular channels

Se cortó la luz y tuvieron que terminar una operación con un

Ocurrió el domingo en el hospital Iriarte. También hubo inconvenientes en neonatología. Según el director, no funcionó el generador.




Una situación límite se vivió el domingo en el Hospital Iriarte de la localidad de Quilmes, cuando cerca de las 23 se cortó la luz y los grupos electrógenos nunca arrancaron. Los médicos debieron terminar una cirugía iluminándose con celulares y en neonatología las enfermeras, con ayuda de las mamás de los pequeños pacientes, debieron asistir manualmente a un bebé que estaba conectado a un respirador artificial, y tapar a los recién nacidos con mantas para que no pierdan el calor de la incubadora.

"Nos da mucha bronca. Ahora pudimos salvar a los bebés, pero ¿y si pasa otra vez? Ya no se puede trabajar así", declaró Nélida Bogado, enfermera neonatóloga, quien grabó el momento y envió el video a TN para denunciar la situación. Lo peor es que hace un mes hubo otro corte de luz y el generador tampoco funcionó por el simple hecho de que no tenía nafta.

El corte duró alrededor de una hora y media y, durante ese tiempo, en las distintas áreas del hospital los médicos y enfermeros debieron reforzar la atención y hasta suplir manualmente el trabajo de los equipos a los que muchos pacientes están conectados.

A pesar de que, según indicaron desde el hospital, los equipos tienen un sistema de emergencia que funciona a batería durante unas dos horas si se quedan sin energía, las mamás de neonatología aseguran que en ese área no fue así y que de hecho a un bebé que tenía respirador artificial debieron "bolsearlo" con un fuelle manual (que requiere que alguien continuamente lo esté apretando) para seguir enviándole aire. "En el video se ve como las enfermeras corren y se ponen a asistir manualmente al bebé que tiene el respirador. Además nosotras vimos como todos los equipos se apagaron por completo. Cuando volvió la luz debieron reprogramar todo de cero", declaró a TN Laura, mamá de uno de los bebés internados.


Según explicó el director del hospital, Gustavo Wahnschaffe, en esta ocasión lo que ocurrió fue que el generador propio del hospital estaba en reparación y la usina enviada por Edesur demoró en activarse. "Nuestro grupo electrógeno tiene 20 años y como detectaron que podía fundirse, lo pusimos a reparar. Mientras tanto, le pedimos a Edesur que ponga un generador. Ellos lo instalaron, pero cuando se produjo el corte no se accionó automáticamente", declaró Wahnschaffe, y agregó: "Ellos nos habían explicado que ante un caso así teníamos que llamar por teléfono a un número que nos dieron y desde la central automáticamente lo conectaban, y que eso podía demorar entre 5 y 10 minutos. Pero no fue así". Según dijo, lo que falló fue "la respuesta a la comunicación". "Llamamos varias veces y no atendieron. Supongo que por el corte tenían muchas llamadas", concluyó el director.

Luego del grave episodio, el director del Hospital junto al intendente de Quilmes, Francisco "El Barba" Gutiérrez y el gerente de Edesur de zona Sur tuvieron una reunión y finalmente el equipo fue programado para que se active automáticamente en caso de un corte de luz.
0
0
0
0No comments yet