About Taringa!

Popular channels

Se disuelve la opo: Echegaray también se despega del kirchne

Echegaray también se despega del kirchnerismo desde la AGN
El nuevo jefe de los auditores dijo que hará informes críticos de la gestión de Cristina



Problemas para comprar dolares?




ien imagine ver a Ricardo Echegaray, ex hombre fuerte de la AFIP y hoy jefe de la Auditoría de General de la Nación (AGN), convertido en un cruzado del kirchnerismo dispuesto a bombardear con informes de auditoría al gobierno de Mauricio Macri, se llevará una sorpresa.

Primer dato: ya en la primera sesión como presidente del colegio de auditores, el miércoles pasado, Echegaray propuso aprobar una serie de informes de auditoría críticos de distintas áreas de la administración de Cristina Kirchner. Entre los informes aprobados se destacan los del fideicomiso de infraestructura hídrica; los servicios ferroviarios; estados contables del Banco Nación y programas de la Subsecretaría de Desarrollo Urbano y Viviendas. También, la auditoría al Instituto Nacional de Cine y Artes Audiovisuales (Incaa), sobre el Fondo de Fomento Cinematográfico, y la realizada por la Gerencia de Control de la Cuenta de Inversión sobre la Asignación de Fondos y la ejecución presupuestaria de la Autoridad de la Cuenca Matanza-Riachuelo.

"La mayoría tiene observaciones críticas y recomendaciones al Poder Ejecutivo", indicaron LA NACION voceros de la AGN.

Pese a que fue bendecido por la propia ex presidenta para recalar en la AGN, Echegaray pretende despojarse de todo vestigio de kirchnerismo puro y duro -"en realidad, nunca fue del riñón de Cristina y siempre tuvo problemas con La Cámpora", dicen sus adláteres-. En esta nueva etapa, se embarca de lleno en la corriente "racionalista" del peronismo, como él define. ¿Qué es ser un peronista "racional"? "Transitar por un camino de oposición maduro y racional (al Gobierno) y no caer en fanatismos", definen sus voceros, en obvia alusión al kirchnerismo.

Echegaray no quiere crearse enemigos dentro del Gobierno, pero sabe que la diputada Elisa Carrió, socia de Macri en Cambiemos, lo tiene entre ceja y ceja. De hecho, impugnó ante la Justicia su designación en la AGN. "No es idóneo para el cargo y no cumple con la Constitución porque tiene procesos judiciales pendientes", asestó Carrió, quien espera pacientemente que algún juez le dicte formalmente el procesamiento en alguna de las causas que afronta para eyectarlo de la AGN.

Sintonía

Uno de los referentes más próximos de Echegaray en esta nueva etapa es Miguel Pichetto, jefe del bloque de senadores del PJ. El rionogrino también está enrolado dentro del "peronismo racional" que promueve el diálogo con el Gobierno, pero sin caer en la obsecuencia.

El diálogo con Pichetto es más que fluido: de hecho, ambos presentaron la semana pasada un proyecto de ley en el Senado que propone modificar el piso mínimo no imponible del impuesto a las Ganancias. Establecen, en su iniciativa, un piso salarial bruto de $37000.

"El peronismo debe recuperar su identidad. El que quiera llevar adelante una oposición fanática se equivoca", se le escucha decir a Echegaray en la intimidad. ¿Esto implica que será contemplativo con el Gobierno en los informes de auditoría? En su entorno, la respuesta es un no rotundo.

"Ricardo no va a ocultar nada de la gestión anterior, pero también quiere hacer un seguimiento actualizado de la administración de Macri", aseveran sus colaboradores. En este sentido, pretende instalar un sistema de alertas tempranas que permitan detectar, en forma automática, problemas e irregularidades que surjan en la gestión.

"No sirve de nada aprobar informes de auditoría que se realizaron dos o tres años antes. Es cierto que la Constitución Nacional establece que los informes deben ser ex post, pero es necesario instrumentar también un sistema de control de seguimiento actualizado", expresaron.

Echegaray adelantó a los demás auditores que su intención es imprimir un "perfil profesional" a la Auditoría General que en tiempos del kirchnerismo estuvo comandada por el radical Leandro Despouy.

Hiperactivo como es, Echegaray instrumentará una fuerte renovación tecnológica en el organismo y está evaluando cómo lograr que los informes de auditoría sean de alguna manera vinculantes, es decir, que las observaciones y recomendaciones que se formulen no queden en letra muerta.

"A Ricardo le interesa el modelo británico. Allí, por ejemplo, se cuantifica en montos el perjuicio que le provoca al Estado una determinada política mal aplicada. Es una idea interesante", apuntó un colaborador muy cercano al ex jefe de la AFIP.

Echegaray continuará con su política de conferencias de prensa abiertas: las hará cada 15 días, al finalizar las reuniones del colegio de auditores, adelantaron sus voceros. Pretende convertir a la AGN en una verdadera usina de información sobre la gestión pública. El peronismo, ahora situado en la oposición, contará así con una fuente de datos inestimable sobre la marcha de la administración de Macri casi al instante.
0No comments yet
      GIF