Check the new version here

Popular channels

Se enamoró de su sobrina (adiviná dónde)





Terrible: un santiagueño admitió un “amor clandestino” con su sobrina de sólo 11 años

Sergio Fernández (32) fue detenido el sábado con la menor en San Luis. A ella la buscaba la Justicia desde el 16 de diciembre. A una agencia puntana le relató su romance.

CONFESIÓN. EL DETENIDO ASEGURÓ QUE EL SENTIMIENTO QUE TIENE POR SU SOBRINA ES RECÍPROCO

Como si no fuese consciente del delito del que se lo puede acusar, o quizás como si no le importase nada, el santiagueño de 32 años que se fue con su sobrina de 11 a San Luis, donde los encontró la policía, admitió ante las cámaras de televisión de la vecina provincia que “tenía un amor clandestino” con la niña y que ese romance había comenzado cuando ella tenía sólo 10 años.

Sergio Fernández (32) fue detenido el sábado pasado cuando la policía de San Francisco del Monte de Oro, en San Luis, lo encontró caminando con la menor de 11, que era buscada desde el lunes 16 de diciembre.

La madre de la niña, quien vivía con su familia en un puesto de la zona de Los Árboles, cerca de El Manzano Histórico, en Tunuyán, había denunciado la desaparición de su hija y a la vez había lanzado la sospecha de que su cuñado –pareja de la hermana de la mujer– se la hubiera llevado.

Ese sábado, la menor fue trasladada a Mendoza y reintegrada a su familia, mientras que su tío quedó demorado en la Comisaría 14ª de San Luis, hasta tanto la Justicia del Valle de Uco comprobara si se configuraba otro delito, algo que aún se investiga.

Fue justamente en esa dependencia policial en la que accedió a hablar con Agencia de Noticias San Luis y ante las cámaras contó lo que calificó como su historia de amor.

“Empezamos con miradas… caricias a escondidas… y empezamos una relación a escondidas y ya llevamos un año y un mes juntos”, relató Fernández, admitiendo que comenzó con este romance cuando su sobrina tenía sólo 10 años.

Con la misma soltura, el hombre dio precisiones de cómo escaparon de madrugada en dos remises truchos, para salir desde la terminal de Ciudad hacia San Luis. Fernández aseguró que llegaron a la vecina provincia con $900, pero que “por suerte” fue al casino y ganó $600 más. Con ese dinero se mantuvieron en ese pueblito puntano, hasta que se les acabó y terminaron durmiendo a orillas de un río.

Ante las preguntas periodísticas, el hombre aseguró que lo que sentía por su sobrina “eran tan grande” que sólo pedía volverla a ver, dijo con lágrimas en los ojos y la voz entrecortada.

Aunque parezca increíble, el tunuyanino dio por sentado que su sobrina siente lo mismo por él y sentenció: “Somos muy pocos los que creemos en esto, somos muy pocos los que luchamos como yo o como ella, somos muy pocos los que vamos a aceptar todo esto. Ojalá algún día lo acepten. Si hay alguien por ahí que haya pasado algo parecido a lo nuestro, lo va a entender; el que no, va a estar en contra”.

Mirando a la cámara como si le hablase directamente a su sobrina, a quien llamó “su amor clandestino”, Fernández lanzó: “Algún día vamos a estar juntos, te lo prometo”, para luego contar, sin ruborizarse, que para él el grupo mexicano Maná se inspiró en ellos para escribir el tema Amor clandestino.

►Carta reveladora. La madre de la menor, cuya identidad no se da por pedido expreso de la Justicia, encontró después de la desaparición de su hija una nota que decía que se iba con su tío y que luego del viaje pondrían fin a sus vidas.
0
0
0
0
0No comments yet