se gana la vida probando juguetes sexuales....





Una mujer británica tiene una divertida profesión: Se gana la vida probando juguetes sexuales, y teniendo orgasmos.

Cara Houiellebecq, de 33 años, realiza el control de calidad de los consoladores y vibradores, y luego escribe una reseña que publica en su blog de internet. Gracias a esto, gana 25 mil dólares al año, y tiene, en promedio, 15 orgasmos en su semana laboral.

La mujer, madre de dos hijos, asegura que empezó con su empleo como un hobby, ya que confesó: “Los juguetes siempre han sido parte de mi privacidad, eso me dio la idea de empezar a escribir sobre mi vida sexual y de comenzar a reseñar juguetes para adultos".




link: https://www.youtube.com/watch?v=J5JPZQRBniI#t=36