Se hizo el macho pistola y termino en el hospital

La ciudad de la furia: brutal golpiza de un "trapito" a un hombre por negarse a pagar


Ocurrió esta madrugada en Palermo. El automovilista quedó internado con heridas graves. "Nos preocupa el grado de exacerbación en la gente", dijo el titular del SAME, Alberto Crescenti



Un joven automovilista sufrió heridas graves tras pelearse a trompadas esta madrugada con un grupo de entre siete u ocho "cuidacoches" en el barrio porteño de Palermo, luego de una discusión.

Si bien una primera versión indicaba que la pelea se originó por diferencias en el cobro del estacionamiento de su vehículo en la vía pública, esta mañana la amiga que lo acompañaba relató lo sucedido. Dijo que al salir de una fiesta, mientras caminaban por la calle, un grupo de entre 7 y ocho personas hicieron un comentario en relación a ella, el joven la apartó en una actitud defensiva, ella trastabilló y los "trapitos" utilizaron ese hecho para acusar al joven de haberla agredido.

Ellos siguieron caminando hacia otro lugar hacia donde se dirigían, pero el dueño del vehículo decidió regresar a ver su camionera, por temor a que se la dañaran. Al pasar por el lugar fue abordado por el grupo de cuidacoches, que dieron comienzo a una riña en la que el automovilista se llevó la peor parte: sufrió la rotura del tabique nasal y fue derivado por personal del SAME al hospital Fernández para su atención.

"Al ver que no llegaba yo vuelvo y lo veo tirado en el piso. Lo habían molido a golpes. Eran 7 u 8", contó Victoria ante los medios.

"Cuando salieron corriendo se llevaron mi campera con las llaves de mi casa. O sea que los que supuestamente me querían defender me terminaron robando", contó la joven, quien detalló además que su amigo terminó con "un ojo negro, un corte en la cabeza y una fractura en la cara".



El hecho se registró alrededor de las 5 en la esquina de Niceto Vega y Humbolt, una zona con varios boliches y restaurantes. El caso recayó en la Comisaria 29 y tomará intervención en la investigación la Fiscalia en lo Correccional N° 14.

"Es un hombre de aproximadamente 37 años con traumatismos por golpes. Lo están observando en el Hospital Fernández", dijo esta mañana el titular del Sistema de Atención Médica de Emergencia (Same), Alberto Crescenti.


Los repentinos ataques de furia que terminan en peleas o violencia entre vecinos no son una novedad, pero ocurren con una frecuencia poco habitual.

"Nos preocupa el grado de exacerbación de la gente de cualquier naturaleza. Un encierro con un auto ya predispone a bajarse, agarrarse con golpes de puño o elementos contundentes. Esperemos que termine rápido está tendencia porque vamos a terminar todos en un hospital", dijo Crescenti en diálogo con el canal TN. Y añadió: "Estamos tomando la vía pública como si fuera un ring".



Hace diez días atrás, un hombre destruyó a hachazos un auto porque estaba estacionado en la puerta de su garage, en Palermo. El agresor rompió vidrios, faros y carrocería del automóvil que tapaba el ingreso a su estacionamiento. El vehículo dañado fue trasladado a la comisaría y se abrió una causa por "averiguación de daños". Finalmente, la Justicia le impuso una dura pena económica a Martín Alfredo Niño Seeber: 50.000 pesos. Además, irá a juicio oral como imputado por el delito de daño, que tiene una pena de 15 días a un año de prisión.

Ayer, una vecina también del barrio de Palermo escribió en el parabrisas de un auto estacionado en su garage, en Fitz Roy al 2000, una advertencia que hacía referencia a la reacción de Niño Seeber: "La próxima el hacha"
.