Canales populares

Se hunde la empresa nac&pop que eligió Cristina como mo



Se hunde la empresa nac&pop que eligió Cristina como modelo

Globant, la empresa de software modelo de Cristina Fernández, cuya sede principal inauguró en 2011 desde un pelotero... está hecha pelota. Clientes del exterior cancelaron proyectos, descontentos con el trabajo de la compañía, y atendidos por jóvenes argentinos, a los que les ofrecieron retiros "voluntarios". Además, realizaron denuncias por bajos sueldos y pésimas condiciones laborales.


En 2011, al inaugurar las oficinas de Globant en el Microcentro porteño, la presidenta Cristina Fernández puso a la empresa como el modelo de la empresa nacional y popular: exportaciones al mundo con gran valor agregado logradas con capital humano altamente capacitado.

Sin embargo, en los últimos meses, según informa el sitio 'La Política Online', la empresa de software argentina nacida en 2003 viene enfrentando la cancelación de proyectos por parte de grandes clientes del exterior, que no quedaron satisfechos con el trabajo de Globant.

Fuentes familiarizados al trabajo interno de la empresa, dijeron al mencionado sitio que los proyectos cancelados por empresas del exterior eran llevados a cabo por equipos de jóvenes sobreexigidos, que no llegaban a dar abasto con el ritmo exigido. Las compañías comenzaron a mudar entonces los encargos a otros países como Costa Rica.

Ante la acumulación de empleados ociosos, Globant comenzó con una ola de despidos a través de la figura de retiros “voluntarios”, en la que se exigía a los empleados que renunciaran a emprender reclamos laborales.

Un caso emblemático fue el éxodo de empleados del proyecto para la franquicia Fifa, de EA Games, llevado adelante por un equipo de jóvenes trabajadores de la sede de Globant de La Plata. Cuando la empresa decidió terminar sus contratos, les ofreció la indemnización por despido más el equivalente a tres salarios si aceptaban firmar un acuerdo en el cual renunciaran a realizar reclamos posteriores.

Si bien se trataba de una oferta atractiva, las condiciones laborales bajo las cuales habían trabajado los empelados podrían haber significado un mayor resarcimiento si el conflicto era llevado al plano legal: los trabajadores denunciaron que en la empresa no se respetaba la igualdad de pago para empleados que realizaban las mismas tareas y no se respetaban las remuneraciones por ferados trabajados, horas extras y horas de guardia.

Desde la Unión Informática, el gremio que agrupa a trabajadores del sector, explicaron que los empleados de Globant La Plata ya habían realizado una huelga durante 2013 por bajos sueldos y malas condiciones incluso antes de acercarse al sindicato.

Si bien en ese momento consiguieron algunas mejoras, la empresa respondió con dureza a los intentos de sindicalización: mientras la mayoría de los empleados eran ofrecidos permanecer “on the bench” (en espera) mientas surgía un nuevo proyecto, aquellos que participaron y organizaron las protestas en la empresa fueron forzados a pasar a retiro “voluntario”.

Globant nació y se expandió al calor del tipo de cambio competitivo que dejó la devaluación post-crisis de 2001. Consolidada como una de las empresas líderes en IT en Latinoamérica, Globant recibió los elogios de la propia Presidenta de la Nación, por un modelo de negocios orientado al mercado externo, que significa para el país, pero también para la empresa, que sólo debe repatriar parte de esos fondos para pagar costos internos.

Por eso, cuesta comprender la política laboral de Globant, que no sólo la llevó a tener conflictos con los trabajadores, sino a perder clientes por formar equipos que no contaban con la cantidad suficiente de integrantes ni la experiencia para atender a grandes empresas del exterior.
0
0
0
0No hay comentarios