About Taringa!

Popular channels

Se Ligo Las Trompas Quedo Embarazada,Solo En Tigre Gran BsAs

Belén Correa tiene 25 años y cuatro hijos. Luego del nacimiento del tercero, pidió que le realizaran la anticoncepción quirúrgica en la Maternidad de Tigre porque no podría alimentar más bocas. Sin embargo, como de parar de cojer no hablamos ,el mes pasado, la mujer tuvo a su cuarto bebé.






Consciente de su situación socioeconómica vulnerable y con tres bocas que alimentar, María Belén Correa, de 25 años, apostó a la anticoncepción quirúrgica como método de planificación familiar. Hace casi dos años, cuando tuvo a su tercer hijo en el Hospital Municipal de Tigre, Maternidad “Doctor Valentín Nores”, pidió que le ligaran las trompas. Le hicieron firmar la documentación correspondiente, la operaron y en su historia clínica dice que la intervención se realizó (ver foto). Pero Belén volvió a quedar embarazada. “No vivo bien, en el lugar donde estoy no hay futuro para mis hijos y la casa no la puedo terminar. Por eso decidí ligarme. Pero cuando volví a quedar embarazada no me ayudaron en nada, no me dieron ninguna respuesta”, denuncia ante El Argentino Zona Norte, con su cuarto bebé en brazos, que acaba de cumplir un mes.


Los seis integrantes de la familia de Belén Correa habitan en una casilla del barrio San Francisco, en San Fernando. “Vivo así -dice ella señalando a su alrededor- dividiendo mi casa con muebles. Cuando llueve gotea por todos lados. Trato de que no gotee sobre la cama de los chicos, para que puedan dormir tranquilos”. Belén y su marido, Diego, se instalaron allí hace algo más de seis años. En esa época nació Benjamín. Después llegaron Lara, Lourdes y Sharon, inesperadamente. “Como yo ya estaba ligada y teníamos tres chicos, habíamos empezado a comprar un poquito de material para empezar a construir para arriba”, cuenta. Esos planes se interrumpieron con el cuarto embarazo.
Cuando su tercera hija estaba por nacer, Belén fue en primer lugar al Hospital de San Fernando, el municipio en el que vive. “La doctora que me revisó me dijo que no estaba dilatando. Me puso los estudios de mi bebé bajo el brazo y me dijo ‘seguí tomando mate porque no estás para tener’”, relata. Fue entonces cuando le pidió a un vecino que la acercara al Materno Infantil de Tigre. Ya no aguantaba los dolores. Allí solicitó la ligadura de trompas, derecho que le otorga la Ley 26.130 de Anticoncepción Quirúrgica, sancionada y promulgada en 2006. A principios de este año, cuando sospechó que estaba embarazada nuevamente, volvió al Materno Infantil. “La ecografista me decía que no podía ser, pero me hizo ecografía por la panza y vaginal y se asombró. Me dijo ‘¡ay sí, estás embarazada!’”, recuerda Belén. Sin embargo, cuando llegó el momento del parto, su cuarta beba no nació en esa institución. “Le dijeron que hacían solamente una cesárea por paciente, que no la podían atender”, acota Diego, el papá de la beba.

“Todos me dicen ‘¿cómo no hiciste nada, no hablaste con alguien?’. Yo no quiero que me den plata, quiero que me ayuden por los chicos. Benjamín ya va a tener siete años y necesito una piecita. Averiguo los materiales y salen cada vez más caros”, se lamenta Belén. Tiene 25 años y su principal ingreso proviene de una cooperativa de Argentina Trabaja. Diego, en tanto, hace changas en seguridad privada.



“El médico Mariano Sagastume, jefe de la maternidad, me decía que puede pasar -cuenta Belén- Me mostró unas páginas de internet que de mil chicas le puede pasar a varias”.
Este diario se comunicó con el Municipio de Tigre por este caso y la respuesta que obtuvo fue la misma que le dio el médico a Belén: “Puede pasar”.
En el informe sobre anticoncepción quirúrgica en mujeres elaborado por el Ministerio de Salud de la Nación en 2008, se lee: “El embarazo es un evento raro después de una ligadura de trompas, por ello es difícil determinar las tasas exactas de embarazo a través de las fuentes de datos internacionales (...) dado que no se reportan rutinariamente en conjunto con las tasas de embarazo de los otros métodos anticonceptivos”.
“Pedimos varias reuniones con Malena Massa -secretaria de Política Sanitaria y Desarrollo Humano-, la llamé unas 20 veces pero la secretaria me decía que no me podía atender”, comenta Gabriela Van Marrewijk, la abogada que está acompañando a la familia. “Yo me comunicaba con Tigre porque estaba planteando que asuman la responsabilidad de la ligadura de trompas y su resultado negativo. Sin perjuicio de que existe ese riesgo médico, teniendo en cuenta el caso y la situación de riesgo y de sujetos vulnerables que conforma el grupo familiar, pedimos una presencia un poco más fuerte por parte del Materno Infantil para asumir la responsabilidad”, concluye la letrada.
0No comments yet
      GIF