Check the new version here

Popular channels

Se perdieron 400.000 mil puestos de trabajo en 6 meses

Se perdieron 400 mil puestos de trabajo en seis meses



Las cifras corresponden al Indec para los dos primeros trimestres de este año. De abril a julio se registraron las cifras más dramáticas, con sólo un 44,8% de actividad, la tasa más baja desde 2003








El desempleo y las menores expectativas de acceder a un trabajo comienzan a hacerse sentir con más fuerza en el país. La fuerte devaluación del peso que ordenó el Gobierno nacional en enero y el default que provocó siete meses después, comenzaron a pasar factura con la caída de la inversión y del financiamiento al sector público nacional, a las provincias y a las empresas privadas. El impacto se siente con fuerza en el mercado laboral y ni el propio gobierno puede ocultarlo. Según la Encuesta Permanente de Hogares del Indec en los dos primeros trimestres del año se destruyeron de 404.000 puestos de trabajo.

Según esas cifras oficiales los puestos de trabajo perdidos o cesanteados en los últimos doce meses ascienden a 554.800, sin considerar los afectados por suspensiones parciales con pago acotado de salarios.

Sin embargo, los números fueron más dramáticos en el segundo trimestre de este año, cuando unos 273.700 personas perdieron sus trabajos en un período en el que estacionalmente aumenta la capacidad de generación de riqueza, la producción y el comercio.

Por otro lado, un factor que marca la mayor dificultad para acceder al mercado laboral es el llamado “efecto desaliento” por el que cada vez más personas dejan de buscar empleo, lo que refleja la menor creación de puestos de trabajo.

Además de los datos del Indec, los cálculos privados coinciden en una caída en las expectativas para acceder a un trabajo. Según el Instituto para el Desarrollo Social Argentino (Idesa) mientras que la desocupación en los últimos tres años subió del 7,2% al 7,3%, la tasa de actividad cayó de 46,3% en el primer semestre de 2011 a 45,6% en los seis primeros meses de este año. Es por eso que, de acuerdo a la estimación de Idesa, si la tasa de actividad fuese la misma de 2011 el desempleo de este año hubiera sido de 8,7%, o sea 1,4 puntos superior.

Por otro lado, los datos de la consultora económica para el segundo trimestre son peores. La tasa de actividad fue la más baja desde 2003 inclusive, con un 44,8%, mientras, la del empleo en ese periodo fue de 41,4%, la menor desde 2006.
Cuando se comparan estos números con los de 2013, se percibe que el empleo disminuyó 3%, lo cual implica una destrucción de 404 mil puestos. De esa porción, 176 mil personas pasaron a ser desocupados. El resto, cerca de 205 mil personas, se retiró del mercado, provocando la caída de la tasa de actividad.

En el análisis más fino que hace el Instituto de Pensamiento y Políticas Públicas (Ipypp) que orienta el diputado Claudio Lozano, se pone de manifiesto que en el segundo trimestre del año la subocupación creció considerablemente, de 8,1% a 9,4%. Eso aumenta “la incidencia de los empleos a tiempo parcial, lo cual implica que el grueso de la destrucción de empleo se dio entre los ocupados plenos, aumentando de esta manera en la composición del empleo, la proporción de ocupados con necesidad de realizar búsquedas adicionales”.

El empleo formal en caída

Según la Encuesta de Indicadores Laborales (EIL) del Ministerio de Trabajo, la caída de la tasa de empleo involucra también una retracción del empleo formal asalariado. Las ramas más afectadas fueron comercio (-1,9%). electricidad, gas y agua (-1,6%) e industria (-1,4%).

Las pymes, como principales generadoras de empleo, tienen un doble problema: por un lado les cuesta cubrir su demanda, y en paralelo, la caída en el consumo interno presiona sobre su dotación. En el primer trimestre, según una encuesta de la Fundación Observatorio Pyme, en 8 de las 13 ramas industriales relevadas, entre 25% y 35% redujeron sus horas trabajadas. En el primer semestre, un 84% prevé mantener personal, en tanto 12% realizará ajustes.

Bajó el empleo en la construcción

El empleo formal de la construcción, uno de los sectores más golpeados por la recesión en 2014, se contrajo un 2,4% en el primer semestre contra el mismo período de 2013, según el informe de coyuntura que publicó el Instituto de Estadística y Reigstro de la Industria de la Construcción (IERIC), una entidad pública no estatal. La primera parte del año tuvo un promedio de 383.703 puestos de trabajo.

El estudio destacó que "el empleo formal en la construcción permaneció constante en junio respecto al mes anterior". Aunque el volumen de empleo sectorial resultó un 1,8% inferior al de junio de 2013, la dinámica interanual "continuó con la tendencia de una marcada desaceleración del ritmo de caída por segundo mes consecutivo".

0No comments yet
      GIF
      New