Check the new version here

Popular channels

Se presentó el Samsung Galaxy S6 y el Galaxy S6 Edge

Ya es oficial el Samsung Galaxy S6, que tiene un hermano: el Galaxy S6 Edge

La compañía presentó su teléfono estrella, un día antes del inicio del Congreso Mundial de Móviles; habrá dos versiones, una tradicional y otra con una pantalla que dobla y alcanza los laterales del teléfono; en junio estaría en la Argentina


El Galaxy S6 tiene una pantalla de 5,1 pulgadas y resolución QHD (2560 x 1440 pixeles). Foto: LA NACION


BARCELONA.- Fue como si hiciera, sin quererlo, una presentación en capítulos. Aunque Samsung hizo esta tarde, un día antes del inicio del Congreso Mundial de Móviles en esta ciudad, la presentación de su nuevo smartphone estrella, hubo tantas filtraciones que casi no hubo sorpresas.

Como fuere, el mayor fabricante de teléfonos celulares del mundo eligió, como el año pasado, a esta ciudad para mostrar el nuevo Galaxy. En este caso, en dos versiones, como hizo antes con las dos versiones de Galaxy Note en septiembre último, en la feria berlinesa IFA.

El Samsung Galaxy S6 es la evolución de la línea que nació en 2010 con el Galaxy S. Pero implica, también, el mayor quiebre estético respecto de su linaje: para este modelo la compañía abandonó el plástico que usó durante todos estos años y apostó por el metal, siguiendo el cambio que inició con el Galaxy Note 4 (que incorpora un marco metálico) y el Galaxy Alpha, al que sucedieron luego los Galaxy A3, A5 y A7 (Samsung planea vender el A3 y A5 a mediados de este año en la Argentina).


El Galaxy S6 en sus dos versiones: la convencional (izquierda) y la que tiene los bordes curvos. Foto: LA NACION


En este caso, Samsung eligió, para el S6, una estructura de aluminio con vidrio Gorilla Glass 4 en el frente y en la parte posterior del equipo (un diseño elegido por Apple, Sony y LG, entre otros), unidos por un marco de metal. Este cambio implica, también, que la batería ya no será removible, pero le permite lograr un perfil más delgado. El vidrio es muy fuerte, y eso lo hace un 50% más fuerte, según la compañía.

La compañía modificó también el botón de Inicio frontal, que ahora es un poco más grande, para acomodar un sensor biométrico por contacto; ya no requiere deslizar el dedo por él, sino que funciona como el que implementó Apple en el iPhone (y, más tarde, Huawei y Oppo en sus equipos). Y está pensado para pagos móviles: Samsung Pay, llegando al 90% de las tiendas (según la compañía) ya que funciona con NFC o con MST (es un sistema inalámbrico, pero es compatible con un POSnet convencional; para eso compró LoopPay. Estará disponible en el verano en Estados Unidos y Corea, y tiene como socios a Visa, MasterCard y American Express, entre otros.

Pero hay un segundo Galaxy S6: el S6 Edge, que como el Galaxy Note Edge tiene una pantalla curva, aunque en este caso es así en ambos laterales. Para qué: si el teléfono está boca abajo, los laterales de la pantalla se iluminan con colores; es posible responder una llamada con un mensaje de texto predefinido tocando el sensor de pulsaciones (si el teléfono está en un bolsillo, por ejemplo).


El Galaxy S6 tiene varios colores y tendrá dos versiones: con la pantalla convencional y con una pantalla curva a los costados.

Los teléfonos usan un procesador Exynos 7 de ocho núcleos, que será la base de todas la versión del S6; no habrá, por ahora, versiones con procesadores de Qualcomm como en otros años.

La pantalla es de 5,1 pulgadas, pero ahora es de resolución QHD (2560 x 1440 pixeles, como la del LG G3), que completa con 3 GB de RAM y una cámara de 16 megapixeles, con otra de 5 megapixeles al frente (con HDR para darle más sensibilidad a la luz). La cámara principal tiene un modo de activación rápida con una doble presión del botón de inicio. Junto a la cámara está el sensor de pulsaciones que debutó en el S5. Ambas cámaras (frontal y trasera) tienen una apertura de F/1.9 y autofoco automático con seguimiento (para objetos en movimiento).

En cuanto al almacenamiento, el teléfono se ofrecerá con 32, 64 o 128 GB de capacidad (sin ranura para memoria microSD). Suma también carga inalámbrica (por inducción). El nuevo diseño también deja afuera la protección contra salpicaduras.

La batería (fija) también tiene carga rápida: 4 horas de uso con 10 minutos del teléfono enchufado.

En lo que refiere al Android Lollipop, esta versión tiene muchísima menos presencia visual de la compañía, buscando un aspecto más parecido al Lollipop de Google, al tiempo que lo hace más ágil para usar, y reduce el tiempo y el costo que le insume a la compañía actualizar el sistema operativo.

También presentó una nueva versión de su casco de realidad virtual, aunque no dio más detalles al respecto.


La compañía cambió TouchWiz, la estética que añadía a Android, que lo deja mucho más cercano a Lollipop como lo diseña Google.

El cambio estético en la línea Galaxy no es menor; más allá de la renovación que la compañía hace en forma periódica, hay una apuesta para mejorar su posición dentro del mercado. Aunque la compañía terminó 2014 primera en ventas con comodidad (uno de cada cuatro smartphones vendidos en el mundo es de Samsung, algo que se mantiene desde 2011), lo hizo con importantes bajas en su facturación (en el último trimestre de 2014 las ganancias de su división móvil cayeron un 64% respecto del mismo período de 2013, marcando el quinto trimestre consecutivo de reducción de ganancias), además de que dejó de ser el líder en países con mucho volumen de ventas, como China o India.


Para mostrar la sensibilidad de la cámara, Samsung comparó su performance con poca luz junto a un iPhone 6 Plus. Foto: LA NACION


Históricamente la gama alta es la que deja mejores márgenes, pero el volumen de ventas está en la gama baja, o los modelos anteriores (esto es algo que se aplica para todos los fabricantes), y las ventas del S5, menores a lo esperado -aunque sigue entre los más vendidos del mundo-, impactaron en la economía de la compañía; de hecho, su división de semiconductores (donde hace procesadores y memorias para sus equipos y para terceros como Apple) es más rentable que la de los celulares. Las ventas récord del iPhone 6 también influyeron: en los últimos años, Apple y Samsung fueron las únicas dos compañías que lograron generar ganancias sustanciales por la venta de equipos (se repartían el 98% de las ganancias), pero en el último trimestre de 2014 Apple se quedó con el 89% de las ganancias del sector, según Strategy Analytics.

Samsung dijo a principios de año que apuesta a fortalecer su posición ofreciendo modelos con mejores materiales, un diseño más sofisticado y nuevas prestaciones, y es lo que comienza a verse con los nuevos Galaxy S6, que saldrá a la venta 10 de abril próximo en varios mercados; a la Argentina llegará, según ejecutivos de la compañía, en junio próximo.
0No comments yet
      GIF
      New