Se suicidó el socio del exdirector del FMI



Bienvenidos a otro inmensurable crap de Lionel hutz



Nuevo escándalo para DSK.El franco-israelí, Thierry Leyne, saltó de un balcón en Israel tres días después de que el ex director del FMI renunciará al fondo de inversión que mantenían en conjunto.



El drama sigue rodeando a Dominique Strauss Kahn, el ex director del FMI caído en desgracia. Tres días después de renunciar a la presidencia del fondo de inversión LSK & Partners se enteró del suicidio de Thierry Leyne, su socio franco-israelí en el proyecto.

Leyne se arrojó al vacío desde uno de los edificios más altos en Tel Aviv luego de que la sociedad luxemburguesa Assya Asset Management, controlada por LSK, pidiera a la justicia de Luxemburgo poner en marcha el procedimiento de "sursies de paiment", tras haber sido condenada el pasado 3 de octubre a pagar 2 millones de euros a la aseguradora Baloise-Vie Luxemburgo. La información se conoció hoy, martes, a través del consejo de administración de LSK.

Según el derecho en Luxemburgo, este procedimiento es diferente al de la quiebra y se aplica cuando el crédito de la empresa está en una situación de "impasse" de liquidez. DSK explicó que quería "dedicarse a otras actividades" tras su renuncia y fue reemplazado por Michelle Jollant por decisión del Consejo de Administracion. Nadie sabe cuál será el futuro de esta empresa de ahora en más.

Después de que Strauss Kahn terminó con sus procedimientos en Estados Unidos, bajo las acusaciones de haber violado una mucama en el hotel donde se alojaba y tras su separación de su esposa Ann Sinclair, retomó sus actividades como consultor y socio en este fondo de inversión con Thierry Leyne, de nacionalidad franco- israelí.

Ambos solo se habían conocido dos años antes de esta aventura financiera, donde DSK tenía el 20,3 por ciento del capital y el ahora fallecido Leyne el 30,2 por ciento. Leyne era el fundador de la compañía Assya Capital antes de ceder el cargo a Dominique Strauss Kahn, quien pensaba captar muchos inversores "flotantes" después de sus contactos en el FMI.

Según el diario Le Parisien, el procedimiento se puso en marcha después de que la aseguradora luxemburguesa no consiguiera recuperar los fondos invertidos. El diario se refiere a "rumores" según los cuales Thierry Leyne había conseguido fondos de ciudadanos de Europa del Este, especialmente rusos, que no podía devolver.

El mismo matutino francés sostiene que el vínculo entre Strauss Kahn y su socio "eran tensas" y que Leyne le habría escondido a DSK "errores graves". Pero Strauss Kahn tenía sus sospechas desde el verano y el vínculo entre ambos se deterioraba.

"El asociado de Strauss Kahn era conocido por haber estafado a bastante gente. A este nivel, uno investiga. El fracaso estaba a la vista desde el inicio. Cuando uno levanta fondos en Rusia, en Sudán, en Medio Oriente, no es un modelo de transparencia financiera", dijo una fuente que conocía bien a Thierry Leyne, cuya mujer también se suicidó.

Dominique Strauss Kahn aún tiene cuentas pendientes con la justicia por el affaire Carlton en Lille y la utilización de prostitutas en sus orgías. Pero comenzaba a ser desdiabolizado por los socialistas y había participado en una reunión, donde estaba el primer ministro Manuel Valls, su ex compañero de ruta, que no se retiró de la reunión al verlo como había hecho en el cumpleaños de otro dirigente socialista dos años atrás.