Se suicidó el soldado de EEUU que violó y mató a nena iraquí

Steven Dale Green dejó una carta en la que pedía perdón al pueblo iraquí, a la familia de la víctima y al propio pueblo estadounidense; pero que las "necesidades de ser hombre" lo habían llevado a hacer lo que había hecho.

En 2006 violó a Abeer Qassim al-Janabi, de 14 años, antes de matarla y quemarla.

El crimen salió a la luz después de que Green fuera dado de baja del ejército.

La Oficina Federal de Prisiones dijo a través de su portavoz John Stahley que la muerte de Green estaba siendo investigado como un suicidio.

En marzo de 2006, Green y otros tres soldados entraron a casa de al-Janabi y la violaron antes de dispararle y matarla.

Green alegó en su juicio en Paducah, Kentucky, que sus "instintos de hombre lo habían traicionado".