Popular channels

Según ex técnicos del INDEC, la pobreza ya llega al 40,6%

Hay más de 15 millones de personas que no llegan a cubrir el valor de una canasta básica.



El 40,6% de la población urbana no llega a fin de mes. Son más de 15 millones de personas que se encuentran por debajo de la línea de pobreza. Y se encuentran en esa situación porque sus ingresos son insuficientes para comprar los alimentos y demás bienes y servicios indispensables de acuerdo a una canasta de consumo actualizada.

De ese total, hay un 10% de la población urbana - casi 4 millones- que directamente no puede comprar siquiera los alimentos básicos, lo que los ubica por debajo de la línea de indigencia.

Estas cifras, que corresponden a la segunda mitad de 2013, fueron elaboradas por los técnicos del INDEC que fueron desplazados por la “intervención” política iniciada a fin de 2006. Se descuenta que ahora esos números son más altos, dada la mayor inflación y la caída del poder de compra de asalariados y jubilados en lo que va de 2014.

Como todo promedio, los números desagregados muestran grandes desigualdades y distorsiones.

Así, en la Ciudad de Buenos Aires, la pobreza alcanza al 28,4% de la población, mientras supera el 50% en el NOA y trepa al 61,4% en el NEA. Con menor pobreza (26,9%) figura la Patagonia.

Para elaborar estos datos los ex técnicos del INDEC armonizaron para todo el país las canastas de consumo elaboradas por la Dirección de Estadísticas y Censos de la Ciudad de Buenos Aires. Y luego los relacionaron con los ingresos de las personas y familias, según la cantidad de integrantes y si alquilan o son propietarios de las viviendas. En todos los casos, supone que esa gente cuenta con cobertura de salud y usa el transporte público.

Esas canastas de consumo, que tienen diferentes valores según la estructura familiar, reemplazaron a las del INDEC que desde 2007 estuvieron manipuladas y que el Gobierno dejó de difundir desde enero de este año. Por eso, oficialmente la Argentina no tiene medición alguna de indigencia ni de pobreza. El informe dice que “en la actualidad la pobreza e indigencia en la Capital y GBA (del 39,8%) alcanza valores similares a los que oficialmente medía y publicaba el INDEC a mediados de la década de los 90 (mayo 1994)”. Y además, “que al igual que lo ocurrido en la década del 90, la pobreza e indigencia en Capital y GBA se comporta con una tendencia al crecimiento lo cual reproduce el comportamiento ocurrido en dicho aglomerado en los últimos años de la década del 90”.

En tanto, en base a las desactualizadas canastas del INDEC, pero con los precios de la Dirección porteña, la pobreza bajaría al 20,7%.

En cambio, para el INDEC, en base a sus precios manipulados, la pobreza sería apenas del 3,6%. Justamente porque arrojaron estos porcentajes tan bajos, en abierto contraste con la realidad social, el INDEC no los difundió y “discontinuó” a partir de ahí la medición de indigencia y pobreza. El informe concluye que “esta manipulación de la información estadística permite el ocultamiento de las poblaciones de riesgo, las priva de sus derechos e impide mejorar en forma eficiente sus condiciones de vida”.
0
0
0
0No comments yet