Check the new version here

Popular channels

senadora K: "Déjennos contaminar"

Lo dijo la legisladora mendocina por el Frente para la Victoria, Silvia Calvi, quien preside las comisiones de Hidrocarburos y Ambiente en el senado provincial. Fue durante el tratamiento de dos proyectos mineros en Malargüe



La senadora kirchnerista Silvia Calvi cometió ayer un completo "sincericidio" durante el tratamiento de dos proyectos mineros en la provincia de Mendoza, al pedirle a los legisladores presentes que acompañen la iniciativa haciendo la vista gorda a la destrucción del medio ambiente: "Déjennos contaminar y después vemos", dijo y despertó instantáneamente el repudio de lbuena parte de los legisladores presentes, cuyas voces se unieron en un solo murmullo.

Calvi preside las comisiones de Hidrocarburos y de Ambiente del Senado provincial, que ayer iniciaron el análisis de los proyectos de Hierro Indio y Cerro Amarillo, que se ubican en el departamento de Malargüe, en el extremo sur de Mendoza.

En el marco de ese debate, del que participaron los ministros de Energía, Marcos Zandomeni, y de Ambiente, Guillermo Elizalde, Calvi, malargüina ella, no dudó en poner por delante la "creación de puestos de trabajo" a la protección de su tierra: "Eso estamos pidiendo, esa licencia social para que nos dejen hacer un proyecto. Yo siempre digo, déjennos contaminar y a ver cómo procede el otro ministerio, porque si no nos dejan comenzar...”, señaló.

Ante semejante confesión, uno de los opositores presentes en la sala pedía "que siga hablando", consciente de que sus dichos estaban siendo grabados.

Sin importarle demasiado, siguió: "Yo soy prominera y me hago cargo de lo que digo".

Las palabras de Calvi, del bloque Frente para la Victoria, causaron revuelo entre las organizaciones ambientalistas, aunque la legisladora se contradijo poco después al afirmar que "ninguna minería contamina, porque los empresarios que invierten nos dicen que las tecnologías avanzaron un montón y aprendimos muchísimo con el emprendimiento Vale".

De todos modos, la senadora oficialista recibió el apoyo del intendente de Malargüe, el también kirchnerista Juan Antonio Agulles: "Fue una expresión fallida. Ella quiso decir que el proyecto nazca para poder demostrar que no hay ninguna intencionalidad de generar contaminación".
En sintonía con la defensa del intendente se expresó el ministro Zandomeni, quien justificó los dichos aduciendo que Calvi "estaba nerviosa". "Esta convocatoria que tenemos implica seguir apostando y discutiendo que la Provincia necesita este tipo de inversiones en la minería para el desarrollo de las regiones e impulsar la economía provincial", indicó.

En el caso de la mina de Hierro Indio, el funcionario explicó que las características de este antiguo yacimiento permiten la aplicación de la extracción y concentración del hierro por medios mecánicos convencionales, sin provocar ningún tipo de daño ambiental.

"La utilización de agua aún no se puede determinar, dado que se trata de una exploración. Hasta tanto no tengamos los resultados, no podemos hablar sobre este tema, pero en esta mina el proceso de extracción no utilizará el agua", aclaró Zandomeni.

En cuanto a la iniciativa de Cerro Amarillo, el titular de la cartera de Energía indicó que se trata de un proyecto para la obtención de minerales de cobre para luego realizar su explotación.

La senadora Calvi ya había protagonizado un escándalo en la provincia que motivó críticas incluso desde su propio partido, cuando recibió con honores al ex gobernador de Malvinas, Mario Benjamín Menéndez, primo de otro represor, Luciano Benjamín Menéndez. A pesar de las denuncias que pesan sobre él por haber torturado a combatientes argentinos durante la guerra, en aquella ocasión y como intendenta de Malargüe, sostuvo que el militar era "un héroe".
0
0
0
0No comments yet