Popular channels

Sergio Ramos pide perdón

Sergio Ramos pide perdón y dice a Mourinho que es momento de estar unidos

El capitán vuelve a dar la cara, ahora tras su expulsión. También entonó el «mea culpa» por el gol del Manchester

Está preocupado. Piensa que no le respetan los árbitros. Sergio Ramos y el propio Real Madrid opinan que no se puede expulsar a un futbolista por la falta y la mano que cometió en el transcurso de dos minutos. El defensa enjuicia que su falta no merece cartulina. Y un colegiado no puede sacar la roja por esas dos acciones. «Hay entradas violentas que no se castigan con nada y no se puede dejar a un equipo con diez por esas dos jugadas», explican en el Real Madrid.

El club valora que junto al Reglamento escrito existe el espíritu de la ley. La entidad madridista reflexiona que Paradas Romero no echó al rayista Lass por otra mano similar, después de tener una amonestación. Le pareció que «ese debe ser el criterio, porque no se le podía echar por eso». El club blanco no entiende por ello que sí se expulsara al sevillano en el primer tiempo por acciones similares.

Dicho esto, el capitán reconoció su error. Y pidió perdón a sus compañeros por dejarles con diez. Sabía que este árbitro es «peligroso» (ya le echó en Villarreal en 2012) y cometió dos acciones consecutivas de riesgo. Levantar la mano en un centro, dos minutos después de recibir la primera cartulina, era una reacción al límite de la roja. Y Paradas Romero, que le gusta más una amonestación que un jamón, actuó al instante.

Son momentos tensos para el central madridista. El miércoles pasado entonó el «mea culpa» por el gol marcado por Welbeck para el United. Y frente al Rayo fue despedido del campo por una imprudencia extraña en un futbolista con tanta veteranía. Mourinho le culpó, sin citarle, por el tanto anotado por el Manchester. Y Ramos salió a la palestra: «Ha sido un poco culpa mía. Estaba centrado en cubrir a Diego López ante Welbeck y se me escapó el marcaje un instante, lo suficiente para que marcara. De los errores se aprende». Ahora ha protagonizado un nuevo fallo, dejar al Madrid en inferioridad numérica, y el capitán ha vuelto a dar la cara.

Sergio ha decidido que siempre que sea responsable de lo que le suceda al equipo hablará y cargará con las consecuencias. Es labor de capitán. Siempre lo ha hecho, junto a Casillas cuando el resultado de un partido ha sido malo y había que apechugar, en nombre de la plantilla. También lo hace cuando la culpa es individual, suya. Por eso es un ejemplo para el plantel. Tras lo sucedido frente al Rayo volvió a salir a la palestra: «Pido perdón a los compañeros por dejarles con uno menos. Pero la expulsión es injusta. Es fácil echar a Sergio Ramos. Mi primera falta no es de tarjeta. Si somos la mejor Liga del mundo debemos contar con los mejores árbitros del mundo».

Tras su asunción de los fallos, contestó a Mourinho, que el miércoles le señaló como responsable del gol del United: «Mi estilo y mi educación me impiden señalar a nadie». No piensa callarse nunca. Es un líder. Expuesta su posición, plasmó con claridad su sentimiento:. «Pero no es momento de polemizar. Hay que estar unidos, porque en las próximas semanas nos lo jugamos todo».
0
0
0
0No comments yet