Sexo



Concursos de sexo oral: nenas se pintan los labios y gana el compañero queda con el pene más colorido



Las fiestas Arcoiris son una nueva modalidad de reuniones peligrosas donde adolescentes de 11 a 14 años compiten teniendo sexo oral con sus compañeros.

En estas reuniones-concursos, los adolescentes toman alcohol, en algunos casos drogas y las niñas se pintan los labios de colores fuertes para luego practicarles sexo oral a los chicos. Quien obtenga el pene con más colores gana.

Los especialistas advierten de los riesgos que conlleva esta nueva modalidad de reuniones; según el psicólogo experto en sexualidad, Christian Martínez, explicó en América Tv, que estos “juegos”, puede producir traumas en los menores o incitar a actos más violentos, como una violación.

Por este motivo exhortó a los padres a estar alerta, y conversar con sus hijos para informar los peligros que corren al realizar este tipo de actos contra el pudor; entre ellos, puede promover violencia hacia las adolescentes, que pueden ser catalogadas como una chica fácil por realizar sexo oral, cuando en realidad sólo están confundidas.



En 2050 el sexo no será para procrear, dice científico



En una entrevista al diario británico 'The Telegraph', el creador de las pastillas anticonceptivas, Carl Djerassi, vaticinó que para el año 2050, en el mundo occidental el sexo será un acto puramente recreativo, y no para procrear, porque un “gran número de bebés” nacerá por fecundación in vitro.

Djerassi dijo que dentro de pocas décadas su invención, las píldoras dejarán de usarse debido a que las mujeres y hombres optarán por congelar sus óvulos y espermatozoides en tempranas edades con el fin de retrasar la paternidad y maternidad.

Según comentó, los avances tecnológico-científicos en el tratamiento de la fertilidad han hecho que más personas sin problemas de fertilidad consideren la fecundación in vitro.

"Con esta opción, una mujer de 20 años de edad al congelar sus óvulos, retrasa su embarazo y puede dedicarse tranquilamente a su trabajo o crecimiento profesional", aseguró el químico.

Asimismo sostiene que la gran mayoría de quienes elegirán la fecundación in vitro serán mujeres fértiles, seducidas por los avances en el examen genético. "Una vez que esto suceda, entonces la fecundación in vitro se convertirá en un método habitual de tener hijos", añadió.

"Para el 2050, más fecundaciones in vitro se producirán entre personas que no sufren de problemas de fertilidad. Para ellas, la separación entre el sexo y la reproducción será del 100 por ciento", concluyó Djerassi.



Tener sexo con más de 20 mujeres reduce el riesgo de cáncer de próstata



La Universidad de Montreal y el Institut Armand Frappier han investigando si existe relación entre el número de parejas sexuales que tiene un hombre a lo largo de su vida con el riesgo de cáncer de próstata.

Entre las conclusiones a las que se llegaron, una de las que más llama la atención que ha sido publicada por la revista 'Cancer Epidemiology', es que los hombres que han tenido en su vida relaciones sexuales con más de 20 mujeres tienen un riesgo de contraer cáncer de próstata un 28% menor que quienes han sido monógamos. En cambio, si ha tenido 20 parejas de su mismo sexo, la relación de riesgo es totalmente contraria.

La investigación fue firmada por los especialistas Marie-Elise Parent, Marie-Claude Rousseau y Andrea Spence y para su estudio contaron con 3.208 hombres que respondieron a diversos cuestionarios sobre su vida sexual. 1.590 de los mismos sufrieron cáncer de próstata entre los años 2005 y 2009, mientras que el resto formaron parte del grupo de control. El estudio ha tenido en cuenta también variables sociodemográficas, factores ambientales y estilos de vida.

Del estudio se han obtenido otras conclusiones, como que los hombres que tenían un familiar con cáncer de próstata tenían el doble de probabilidades de tener la enfermedad. Sin embargo, los científicos han observado que el número y tipo de parejas sexuales también influye. Los que no tuvieron relaciones sexuales tienen prácticamente el doble de posibilidades de padecer este cáncer que quienes sí han practicado sexo.

"Es posible que al tener muchas parejas sexuales femeninas hayan tenido una mayor frecuencia de eyaculaciones, cuyo efecto protector contra el cáncer de próstata que se ha observado anteriormente en algunos estudios", explica la investigadora Parent.

El trabajo también afirma que la edad de la primera relación sexual o el número de enfermedades de transmisión sexual sufridas no afecta al riesgo de cáncer de próstata.