Check the new version here

Popular channels

Si la mujer aborta, el varón puede abusar de ella.


El arzobispo de Granada, sin límites


"Matar a un niño indefenso, y que lo haga su propia madre, da a los varones la licencia absoluta, sin límites, de abusar del cuerpo de la mujer, porque la tragedia se la traga ella", ésta es una de las declaraciones polémicas, en este caso sobre el aborto, que jalonan el perfil del arzobispo de Granada, Francisco Javier Martínez Fernández.

Estos días el arzobispo de Granada vuelve a ser centro de todas las miradas y no sólo porque se postrara este domingo en el suelo de la Catedral para pedir perdón por los supuestos abusos sexuales cometidos en esa sede por varios sacerdotes contra un joven menor de edad sino por la gestión de su prelado al tener conocimiento de los mismos.

La Conferencia Episcopal se enteró de la investigación a través de la prensa y no por el Arzobispado. La única medida que adoptó Martínez en su momento fue la de apartar temporalmente de su ministerio a los tres sacerdotes implicados, entre las cuatro personas detenidas ayer, tras la denuncia presentada por una víctima de los citados abusos cuando era menor de edad.

Los hechos del caso, que instruye un juzgado de Granada y sobre el que se ha decretado secreto de sumario, fueron denunciados después de que el joven recibiera la llamada del papa Francisco, quien le pidió perdón en nombre de la Iglesia tras leer la carta que remitió al Vaticano relatando lo sucedido.

El arzobispo Martínez también generó polémica con el libro "Cásate y sé sumisa" publicado en 2013 por la editorial Nuevo Inicio, una iniciativa directa del Arzobispado de Granada.

La Fiscalía abrió diligencias por el citado libro, tras la denuncia del Ayuntamiento de Granada a instancias del Consejo Municipal de la Mujer, para archivar posteriormente la investigación penal. La retirada del polémico libro de la italiana Costanza Miriano, convertido en un best-seller, fue solicitada por la misma ministra de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, Ana Mato, al mismo Arzobispado porque ni ella ni "la mayoría de la sociedad" comparte ese título.

Desde el propio Arzobispado de Granada ya expresaron su tranquilidad ante la apertura por parte de la Fiscalía de las diligencias de investigación penal e insistieron en que la obra no incitaba a la violencia.

También ocupó la atención de los medios cuando en 2005 en una homilía advirtió del sufrimiento que provocaría la ruptura de la unidad de España o cuando en 2009 comparó el aborto con un "genocidio silencioso". Fue en esta ocasión, cuando el arzobispo Martínez Fernández dijo que "matar a un niño indefenso, y que lo haga su propia madre, da a los varones la licencia absoluta, sin límites, de abusar del cuerpo de la mujer, porque la tragedia se la traga ella".

Martínez Fernández fue uno de los prelados más críticos contra las políticas de Rodríguez Zapatero. Participó, junto a otros obispos, en las manifestaciones de 2005 contra el proyecto de matrimonios homosexuales y contra la Ley Orgánica de Educación (LOE).


Multado por coacciones e injurias


El 5 de junio de 2006 se convirtió en el primer obispo de España denunciado y citado a declarar por supuestas injurias, calumnias, acoso moral y coacciones de las que le acusó un sacerdote, ex archivero de la catedral de Granada.

Aunque en 2007 el prelado llegó a ser condenado por el juzgado de lo Penal número 5 de Granada a una multa de 3.750 euros por un delito de coacciones y una falta de injurias, el 24 de abril de 2008, fue absuelto por sentencia de la Audiencia Provincial.

Nacido en Madrid, en diciembre de 1947, es licenciado en Teología Bíblica por la Universidad Pontificia de Comillas. A sus 25 años fue ordenado sacerdote y su primer destino pastoral fue a la parroquia madrileña de Casarrubuelos, de donde pasó al seminario de Toledo como profesor de Cristología e Introducción a la Biblia.

En 1979 se trasladó a Washington para completar su formación académica en la Universidad Católica de América. Se especializó en lengua y literatura siríaca y entre 1981 y 1983 fue profesor adjunto a la cátedra de siríaco.

En 1984 regresó a España para enseñar Patrística y Teología en el seminario conciliar de Madrid.


El obispo más joven


Ordenado obispo el 11 de mayo de 1985, Francisco Javier Martínez se convirtió en el prelado más joven de España y desde ese año y hasta marzo de 1986, fue obispo auxiliar de la archidiócesis de Madrid-Alcalá.

El 15 de marzo de 1996 fue nombrado arzobispo de Córdoba, en sustitución de José Antonio Infantes Florido y el 25 de febrero de 2002 entró a formar parte del Pontificio Consejo para los Laicos.

Al frente de esa sede permaneció hasta que el 15 de marzo de 2003 fue nombrado arzobispo de Granada, puesto en el que permanece desde entonces.

Presidente de la Comisión Episcopal para la Doctrina de la Fe, es, desde 2011, presidente de la Comisión de Relaciones Interconfesionales de la CEE. En este puesto fue reelegido en marzo de 2014.
0
0
0
0
0No comments yet