Check the new version here

Popular channels

Si producimos droga, nos vamos a ahorrar divisas

Zaffaroni dijo irónico que "si producimos droga, nos vamos a ahorrar divisas"

El juez de la Corte dijo que no existe el riesgo de que la Argentina se convierta en productor de cocaína. Y a diferencia de su par Ricardo Lorenzetti, destacó la política nacional contra el narcotráfico.



El juez de la Corte Suprema de Justicia señaló esta mañana que no existe el riesgo de que el país se convierta en productor de cocaína, sobre todo por el volumen de la materia prima. Y a modo de chiste, ironizó: "Si producimos, nos vamos a ahorrar divisas".

Las polémicas declaraciones del ministro de la Corte fueron en el marco de una distendida entrevista por Radio América, donde aclaró marcó distancias con la posibilidad de que la Argentina se convierta en un territorio productor de drogas: "No porque seamos inocentes, sino porque la materia prima para producir cocaína es demasiado voluminosa. En cocaína no podemos ser país de producción. Podemos ser de marihuana, porque se planta en cualquier lado. Hasta en los balcones", sostuvo.

Identificó como un verdadero riesgo que el país se convierta en una zona de triangulación para llevar los estupefacientes a Europa: "Lo grave sería que como país de triangulación se nos metan las mafias, lo cual no se está produciendo, las de Rosario eran mafias locales".

Por su parte, y a diferencia de lo señalado la semana pasada por el presidente de la Corte Ricardo Lorenzetti, Zaffaroni consideró que la política del gobierno nacional contra el narcotráfico es "bastante positiva". Si bien aclaró que no tuvo ocasión de escuchar su pedido por "políticas claras contra el narcotráfico", señaló: "Ha habido marchas y contramarchas, pero me parece que la política ahora es bastante positiva".

Pidió además "no desviar cañones del aparato represivo hacia algo que no sirve para nada y concentrarlos en el narcotráfico". Ese combate contra el crimen organizado solicitó acompañarlo con una "fuerte política asistencial" para los drogadependientes.

"Hay sacerdotes de villas que están viendo un problema dramático, que es el paco. Es un estupefaciente, pero más que eso es un veneno que destruye a pibes muy chicos. Ahí el problema es otro, porque cuando el pibe está dado vuelta se necesita una intervención compulsiva. El consumidor de paco no va voluntariamente a buscar un tratamiento. Esa intervención compulsiva no tenemos que confundirla con la punición. Es una intervención compulsiva en un caso de crisis aguda. Ahí hay que meterse y hacer una política enérgica, pero es un problema de salud, no de penas", explicó.
0
0
0
0No comments yet