Popular channels

Siete años después, cae una involucrada en un secuestro


Es la mujer de un famoso secuestrador. La atraparon de casualidad, en un caso de drogas.
Fue un operativo antinarcóticos sin espectacularidades: aunque recién trascendió ayer, el 29 de agosto policías de la Delegación Drogas Ilícitas de San Miguel detuvieron en la localidad bonaerense de Villa de Mayo a una vendedora minorista de drogas a la que habían estado siguiendo durante un tiempo. La sorpresa llegó cuando, luego de la detención, los mismos policías –que hasta entonces sólo conocían el alias de la mujer– obtuvieron su identidad completa y chequearon su prontuario .

Entonces la cosa se puso más interesante. La sospechosa, identificada como Silvia Alejandra Altamirano (38, alias “Ale), era la esposa de uno de los secuestradores más pesados de la Argentina , Cristian Carro, detenido desde 2004 y preso actualmente en la Unidad N°7 del Servicio Penitenciario Federal. Incluso surgió que ella misma había estado involucrada en el secuestro y crimen de Cristian Schaerer (ocurrido en 2003), por el que su marido fue condenado a 25 años de prisión en agosto de 2009. El hombre, además, fue condenado en mayo de 2008 a 19 años de prisión por dos secuestros ocurridos en la provincia de Buenos Aires: el de Claudio Stefanich (2002), por el que se pagó un rescate de 256.000 dólares, y el de un profesor –ocurrido el mismo año–, por quien se pagaron 27.000 dólares.

“Nosotros estábamos investigando a una tal “Ale” que vendía cocaína en Villa de Mayo (partido de Malvinas Argentinas). Hasta que hicimos los allanamientos no supimos su nombre”, explicó a Clarín un jefe policial y detalló que en la casa de Altamirano, ubicada sobre la calle Renacimiento al 600 (un barrio de clase media), se secuestraron 14 dosis de cocaína y 350 pesos en efectivo .

La mujer vivía con su verdadera identidad y esto sorprendió a los investigadores, ya que cuando cotejaron sus antecedentes se encontraron con que en el sistema del Ministerio de Seguridad bonaerense la detenida tenía un pedido de captura del 29 de junio de 2005 en la causa por el secuestro de Schaerer (21), el estudiante correntino cuyo cuerpo nunca apareció pese a que su familia pagó 277.000 dólares de rescate.

Según la Policía Bonaerense, esa captura está aún vigente, dato que no pudo ser confirmado por Clarín . De hecho, Altamirano estuvo detenida en la causa Schaerer en junio del 2005. Por entonces la arrestaron en Marcos Paz con un DNI trucho. Pero quedó en libertad. En su momento se la acusó de haber invertido en propiedades y vehículos el dinero que la familia Schaerer pagó como rescate.

El secuestro de este estudiante fue el más grave de una seguidilla de casos concretados por la misma banda. Cristian Carro era uno de los jefes de la organización y, al igual que ahora ocurrió con su esposa, cayó preso casi de casualidad . Fue en septiembre de 2004: lo detuvieron en un control de tránsito en Vicente López.

Pero dos hombres de su banda, tan o más importantes que él, aún siguen prófugos. Pese a que se ofrecen recompensas por ambos, no hay rastros de Rodolfo “El Ruso” Lorhman ni de su mano derecha, José Horacio “Potrillo” Maidana.


0
0
0
0No comments yet