Check the new version here

Popular channels

Siguen los aplazos para la credibilidad de Clarín

OPERETA "EDUCATIVA"

Siguen los aplazos para la credibilidad periodística de Clarín

El sitio especializado chequeado.com confirmó que es falsa la "información" que publicó Clarín de que “en las primarias de la Provincia no habrá más aplazos”. "Cambia el sistema de calificaciones, pero no se eliminan los aplazos", corroboró.



“En las primarias de la Provincia (de Buenos Aires) no habrá más aplazos”, tituló en tapa ayer Clarín, en el Día del Maestro. La Nación reprodujo la noticia con similar enfoque en su versión on line e incluyó una encuesta para que la gente se pronunciara a favor o en contra de la supuesta eliminación de los aplazos.

También el precandidato a presidente del Frente Renovador, Sergio Massa; el ministro de Educación porteño, Esteban Bullrich; y otros referentes de la oposición se sumaron a las críticas de la supuesta medida del gobierno de Daniel Scioli.

Sin embargo, la Resolución 1057/14 de la Dirección General de Cultura y Educación bonaerense, de casi 60 páginas y firmada el 7 de julio último por su titular, Nora de Lucía, y por el vicepresidente del Consejo General de Cultura y Educación bonaerense, Claudio M. Crissio, cambia el sistema de calificaciones pero no elimina los aplazos.

El sistema previo establecía para el segundo ciclo de primaria tres rangos de notas, con resultados diferentes. Quienes obtenían 7 o más promovían el año; los que se sacaban entre 4 y 6 debían realizar el Primer Período de Compensación y Acreditación al final del ciclo lectivo y aprobarlo con 7, aunque si no lo conseguían podían ir al Segundo Período; y los que terminaban el año con menos de 4, tenían que “concurrir obligatoriamente a todos los períodos de compensación y acreditación previstos”.



Mala leche

Esta última situación es la que considera Clarín para titular, pese a que la norma no utiliza el término aplazo en ningún momento, como tampoco lo hace la resolución actual. De acuerdo con la Real Academia Española (RAE), aplazar significa “suspender a un examinando”, es decir, reprobarlo sin importar la calificación que haya obtenido.

Así, la nueva norma establece claramente que lo que cambia es el sistema de calificaciones: elimina las notas 1, 2 y 3 entre cuarto y sexto grado, de 4 a 6 se desaprueba y de 7 a 10, se aprueba. Instaura un nuevo sistema de evaluación, que admite los aplazos aunque permite que los alumnos pasen de grado con una materia reprobada (similar a las previas de la secundaria). Los chicos tendrán tiempo hasta diciembre del año siguiente para recuperar los contenidos y, si no alcanzan los objetivos pedagógicos, entonces podrán repetir.

“Acá no es que no van a existir los aplazos. Lo que hace (la resolución) es que si un chico funcionó en todas las áreas menos en una, por ejemplo, lo que hace ese chico no es promover el año sino pasar y tener desde el primer día de clases de marzo un maestro especial durante el tiempo que lo necesite hasta que incorpore todos los aprendizajes”, explicó De Lucía en declaraciones a radio Mitre.

En la provincia, el primario se modificó a partir de 2006. Entonces se decidió que dicho ciclo tenga 6 años, y no 7 como en la ciudad de Buenos Aires y otras jurisdicciones.

“El cambio de calificación instaurado es algo menor. Si es 1 o 4 la nota mínima no es la discusión de fondo, la norma tiene aspectos más sustantivos sobre la organización de la enseñanza de las cuales lamentablemente se habló poco y nada”, consideró Axel Rivas, investigador de CIPPEC y quien hizo su tesis de doctorado sobre la evolución de la educación primaria en el conurbano bonarense durante los últimos 30 años.

Este asunto se tiene que discutir en términos pedagógicos. Hay que poder enseñar en la diversidad. Una norma sola no cambia las prácticas de las escuelas, pero la norma de la Provincia está bien orientada. Lo más importante es el trabajo con los docentes, para que puedan enseñar en la diversidad a chicos que parten desde lugares muy diferentes”, dijo Rivas.

No es que no haya más aplazos, el espíritu de la norma no es que los pibes bajen los brazos y que dé todo lo mismo -dijo el ministro de Educación de la Nación, Alberto Sileoni, en radio La Red-. No hay por qué pensar que la única forma de evaluar y de hacer un sistema educativo era el de hace 50 años, sino que puede haber otros modos que también tengan por objetivo el aprendizaje, el esfuerzo y el señalamiento de este esfuerzo”.



La cuestión de la repitencia

Sileoni recordó que “en buena parte del mundo no hay repitencia”, y citó el caso de “sistemas reconocidos, como los escandinavos”.

La cuestión no parece ser si repitencia sí o no. “Es imprescindible discutir qué pedagogías necesitamos para reemplazar a la repitencia. Es obvio que la repitencia no sirve. Está demostrado que no sirve. No aprenden más los chicos cuando repiten”, aseguró Rivas.

Coinciden con los dichos del experto diversos estudios y propuestas, por ejemplo, el Proyecto Todos Pueden Aprender de Unicef Argentina o una síntesis de la UNESCO, que muestra la ineficacia de la repitencia, ampliamente conocida en el debate internacional.



La norma de la polémica

La norma bonaerense que generó controversia ayer sí establece la prohibición de aplazos para primer grado, pero ello ya estaba prohibido para todo el país por una resolución de hace dos años del Consejo Federal de Educación.

La Resolución 174 de 2012 estableció “pautas federales para el mejoramiento de la enseñanza y el aprendizaje y las trayectorias escolares en el nivel inicial, primario y modalidades, y su regulación” y en la número 22 dispuso que “en el marco del fortalecimiento de las políticas de enseñanza, en especial la alfabetización inicial, el cumplimiento de los contenidos curriculares, la revisión de los modos de evaluación a lo largo del primer grado y ciclo, y las decisiones políticas que el estado nacional y los estados provinciales han tomado para promover la calidad, tanto de la enseñanza como de los aprendizajes, es necesario considerar como unidad pedagógica a los dos primeros años de la escuela primaria.

Por lo tanto se reformularán los regímenes de promoción a los efectos que rijan a partir del segundo año/grado. Estas modificaciones normativas se podrán implementar de manera gradual a partir del año 2013, hasta alcanzar en el año 2016 a todas las escuelas de nivel primario del país”.

“El primer grado es desde entonces un ciclo con un bloque de dos años, donde deberían asignarse a los docentes con alto puntaje y experiencia, sin cambiarlos y, en lo posible, con especialización en alfabetización. Eso ayudaría a que nadie quede atrás y todos consigan aprender”, concluyó Rivas.






Sana costumbre: Crivisqui desmintió informe de Lanata

Clarín salió a bancar el paro de sus figuras opositoras

La realidad se puede hacer tapa o se puede tapar





POSTS CENSURADOS POR TARINGA

Massa se subió a una noticia engañosa de Clarín

Victor Hugo, las villas y las mentiras de Clarín

Lanata opera contra el gobierno y no para de perder

La Nación, obsesionado con la teoría de los dos demonios

Antik sin crisis: Massa y Cobos aumentaron sus patrimonios

Argentina de mal en peor, ahora lanza satélites





0
0
0
0No comments yet