Check the new version here

Popular channels

Siria se acostumbra a los coches-bomba

Siria se acostumbra a los coches-bomba



La oposición mata a 60 funcionarios y militares del régimen de Bashar el-Asad en un doble atentado en Damasco y Ziyara[
/b]



Cientos de personas se agolpan en el barrio de Mezze tras la explosión de un coche-bomba. :: AFP




El coche-bomba y los artefactos explosivos se han convertido en las armas más efectivas de los grupos opositores armados en Siria. Al menos cincuenta militares perdieron la vida tras un ataque con un coche-bomba contra un puesto de control en la localidad de Ziyara, próxima a Hama, según el Observatorio Sirio de Derechos Humanos que señaló al Frente Al-Nusra como responsable de la acción. Los medios oficiales sirios recogieron la noticia del atentado, pero informaron de dos muertos y diez heridos.
El Frente Al-Nusra es el grupo salafista yihadista vinculado a Al-Qaida que ha llevado a cabo los atentados más sangrientos en el país desde el estallido del levantamiento contra Bashar el-Asad. Aunque no es propiamente una sucursal del organización terrorista de forma oficial, tanto su forma de actuar como el modo de predicar el mensaje de la guerra santa y publicitar las acciones siguen los patrones de la franquicia creada por Osama bin Laden.
En el segundo atentado del día no hubo versiones contradictorias. Una bomba explotó en el centro de Mezze 86, barrio alauí de Damasco, y al menos once personas perdieron la vida. El Ejército Sirio Libre (ELS) reivindicó este ataque a través de la red social Facebook y dijo que el objetivo eran «funcionarios y miembros de las milicias del régimen». Es el primer gran atentado que sufre este lugar que, desde el estallido de la crisis, ha visto como su población aumentaba hasta las 400.000 personas, la inmensa mayoría alauíes, confesión derivada del chiísmo a la que pertenece el presidente y la columna vertebral de las fuerzas armadas.
Conferencia en Doha
Los accesos al barrio están bajo control de los comités populares, milicias formadas por los propios vecinos que inspeccionan cada vehículo y que están desplegadas en los núcleos donde viven confesiones leales al régimen. La mayor parte de los vecinos trabaja en ministerios o para las fuerzas de seguridad y se han convertido en objetivo de los grupos opositores armados.
Mientras Siria se desangra -las fuerzas del régimen siguieron con sus bombardeos de zonas hostiles- la oposición celebra su enésimo encuentro para intentar aunar posturas. La Asamblea General del Consejo Nacional Sirio (CNS) se reúne en Doha (Catar), uno de los grandes patrocinadores de la lucha contra El-Asad, para evaluar su estrategia política y económica después de que esta semana Estados Unidos le retirase de forma explícita su reconocimiento como único representante de la oposición. La Casa Blanca duda de la capacidad de este grupo para controlar a los grupos radicales y algunas voces alertan del riesgo a medio plazo que estos yihadistas pueden representar para Occidente.
El ELS, brazo militar del CNS, también hizo pública su intención de formar un comando central para dirigir las operaciones de los «revolucionarios que defienden al pueblo y buscan justicia».



Estos llamamientos a la unidad contrastan con una lucha anárquica sobre el terreno en la que la primera línea la forman yihadistas del Frente Al-Nusra, los mismos que se han encargado de atentados como el que destrozó la sede del Estado Mayor en Damasco y que minan la moral de las fuerzas regulares.
0
1
0
1Comment
IntrEpidoK

ay Siria de mi alma... 🙄

0