Check the new version here

Popular channels

Soberanía satelital: la importancia de ARSAT-1



Soberanía satelital: la importancia de ARSAT-1

ARSAT-1 es el primer satélite geoestacionario íntegramente diseñado, construido y testeado en nuestro país resultado de ocho años de investigación y desarrollo. El satélite brindará servicios de telefonía y datos, Internet y TV a usuarios en todo el territorio nacional y Cono Sur, por ejemplo, la distribución de la televisión digital abierta (TDA). Además, participará en la industria de telefonía celular para reemplazar conexiones en lugares donde no las hay y cubrir zonas aisladas. El ARSAT-1 partió desde Bariloche hacia la Guayana Francesa. Desde allí, será transportado por tierra hasta Kourou donde será lanzado al espacio exterior entre septiembre y octubre.
No hay más de ochos países en el mundo que tengan la capacidad de fabricar satélites geoestacionarios del tamaño del ARSAT-1. Argentina se suma ahora al selecto “club” de países que producen este tipo de satélites, integrado sólo por Estados Unidos, Rusia, China, Japón Israel, India y la Eurozona.

Con estos satélites nacionales se protegen las dos órbitas geoestacionarias asignadas a la Argentina por la Unión Internacional de Telecomunicaciones (UIT). La empresa alemana Nahuelsat S.A. se encargaba de la administración de estas órbitas. Como esa firma privada empezó a tener problemas de sustentabilidad, se corría el riesgo de perder las dos posiciones orbitales asignadas a nuestro país. De hecho, Gran Bretaña estaba detrás de una de las dos posiciones que ahora pudo retener la Argentina. Para preservar las órbitas satelitales, el Estado Nacional transfirió a la Empresa Argentina de Soluciones Satelitales AR-SAT S.A., creada en 2006 y dependiente del Ministerio de Planificación Federal, Inversión Pública y Servicios de la Nación, los activos de la empresa Nahuelsat S.A., que explotaba la posición orbital geoestacionaria 72° Oeste a través del satélite NAHUEL-1. Dicha posición continuó ocupada hasta principios de 2010 por el satélite, hasta que éste cumplió su vida útil. De ahora en más, los satélites de producción argentina ARSAT-1, ARSAT-2 y ARSAT-3 ocuparán las posiciones 81° y 72° Oeste.

Como contratista principal de AR-SAT S.A., INVAP es responsable del gerenciamiento de estos proyectos, el desarrollo completo de la ingeniería en todas sus fases, la fabricación, integración y ensayos, el aseguramiento de la calidad, la puesta en órbita y la operación en las primeras órbitas de los satélites. El primero de los satélites de la flota es el denominado ARSAT-1, que comenzará a operar en órbita geoestacionaria de 72º Oeste a partir de mediados del próximo mes, y el ARSAT-2 lo hará a partir de 2015, con una vida útil de quince años.

Además de los ARSAT, el satélite argentino SAC-D Aquarius, que fue lanzado desde NASA en 2011, es el cuarto satélite de la serie SAC (Satélite de Aplicaciones Científicas) desarrollado por la Comisión Nacional de Actividades Espaciales (CONAE). Se trata de un observatorio espacial para el océano, el clima y el medio ambiente, que combina diferentes tecnologías para la observación de la Tierra. Fue también el INVAP el contratista principal para la construcción de la plataforma de servicios y para la integración y ensayos finales del satélite SAC-D Aquarius. La responsable de la integración eléctrica de los dos paneles solares que suministran energía a los instrumentos, cámaras y antenas del satélite, los cuales tienen un excelente desempeño, es la Comisión Nacional de Energía Atómica (CNEA).

En el desarrollo, construcción y ensayos de equipos y sistemas de los instrumentos que lleva el SAC-D Aquarius participaron la Facultad de Ingeniería de la Universidad Nacional de La Plata (UNLP), la Universidad Tecnológica Nacional (UTN), el Instituto Argentino de Radioastronomía (IAR) y el Centro de Investigaciones Ópticas (CIOP), ambos del CONICET. También empresas de base tecnológica como DTA S.A. y CONSULFEM. Cuatro agencias espaciales de primer nivel están asociadas con la CONAE en esta misión satelital. La NASA como socio principal aportó los servicios de lanzamiento del satélite y también aportó el instrumento Aquarius.

Este proyecto de investigación y desarrollo orientado a la soberanía satelital se realiza en el marco del Plan Nacional Integral “Argentina Espacial”, que tiene como objetivo principal el desarrollo de la independencia tecnológica y de la información en materia espacial. Esto convierte a la Argentina en el primer país latinoamericano con capacidad de fabricar satélites y exportarlos. En el continente americano solamente lo hacen Argentina y USA. Dicho Plan, no sólo garantizará los servicios de telecomunicaciones (Televisión Digital, telefonía y Banda Ancha) con satélites propios (diseñados y fabricados en Argentina), sino también la investigación básica, y fomentará el acceso a la información espacial a los sectores socioeconómicos-productivos del país también con satélites propios. Asimismo, se preservará el uso de las órbitas 72° y 81°, las cuales tienen probabilidades de ser ocupadas por Países Bajos o Inglaterra sino hubieran sido ocupadas con satélites propios.

El inminente lanzamiento de ARSAT-1 al espacio es la concreción de una voluntad política, decisión de gobierno y política de Estado de recuperación de la soberanía nacional en todos los sentidos: cultural, económica, energética y satelital. Es uno de los tantos resultados de la inversión del Estado a largo plazo en investigación, desarrollo tecnológico y formación de recursos humanos altamente calificados.


link: http://www.youtube.com/watch?v=3qdfcAjM3mY

http://abcenlinea.com.ar/soberania-satelital-la-importancia-de-arsat-1/

abcenlinea.com.ar
0
0
0
0No comments yet