Soldados israelíes reprimen marchas en varios puntos en Cis

Soldados israelíes reprimen marchas en varios puntos en Cisjordani




Los soldados del régimen israelí cargaron el viernes contra las manifestaciones semanales de los palestinos en protesta contra los asentamientos ilegales israelíes en la ocupada Cisjordania e hirieron a varios de ellos.

Las fuerzas del régimen israelí arremetieron contra la pacífica marcha y dispararon gases lacrimógenos y balas de goma para dispersar a los palestinos, mientras se acercaban al muro de separación.

Centenares de palestinos protagonizaron una marcha en el pueblo de Kafr Qadum, cerca de la norteña ciudad cisjordana de Qalqilya, para denunciar la sistemática construcción de asentamientos ilegales israelíes y el muro de separación (más conocido como el muro del apartheid) en Cisjordania que aísla a gran parte del territorio palestino.

Las fuerzas del régimen israelí, a su vez, arremetieron contra la pacífica marcha y dispararon gases lacrimógenos y balas de goma para dispersar a los palestinos, mientras se acercaban al muro de separación. De igual manera, hirieron a tres descontentos, incluidos un adolescente de 17 años de edad.

Los medios palestinos reportaron además enfrentamientos violentos que estallaron en otros pueblos cisjordanos, entre ellos Nilin y Bilin, donde un joven de 18 años de edad, Moussa Mohamad Abu Rahme, resultó herido al recibir un disparo de gas lacrimógeno en la cabeza.

A la marcha semanal de Bilin, Ramalá, asistieron, aparte de los palestinos, centenares de activistas internacionales, que portaban banderas palestinas y coreaban consignas antisraelíes.

Los militares del régimen de Tel Aviv en respuesta, detuvieron a cuatro activistas franceses que se personaron en la protesta.

De acuerdo a varios testigos, decenas de palestinos sufrieron asfixia temporal por el gas tóxico que inhalaron durante las manifestaciones organizadas por el Comité de Resistencia Popular.

Más de medio millón de israelíes viven en unos 120 asentamientos ilegales construidos desde la ocupación de los territorios palestinos en 1967 en Cisjordania, incluido Al-Quds.

La crítica internacional contra los asentamientos israelíes en tierras ocupadas palestinas ha aumentado. Estas viviendas son consideradas "ilegales" por las Naciones Unidas y la mayoría de los países, ya que han sido edificadas en los territorios arrebatados por el régimen israelí en la Guerra de los Seis Días de 1967, lo que contradice las leyes internacionales.