Check the new version here

Popular channels

Sólo quedan dos detenidos de la banda Breaking Bad



Fue en marzo y se lo llamó “Operativo Rola Fest” por uno de los nombres que los consumidores le dan al éxtasis. Allí, por orden del juez federal de Capital Sergio Torres, se secuestraron 2.444 microdosis de lo que parecía ser LSD, 11.695 pastillas elaboradas y precursores químicos para la elaboración de otras 40 mil más. Siete meses después, 11 de los 13 detenidos, acusados de cocinar drogas sintéticas en Olivos, fueron liberados por falta de mérito.

En realidad, según fuentes judiciales, la decisión se adoptó porque las sustancias que fabricaban no figuran en la lista de Sedronar.



Uno de los liberados es Alan G.Q., quien era el que llevaba puesta la remera de “Heisenberg” cuando fue arrestado frente al secretario de Seguridad, Sergio Berni.

En los allanamientos que se hicieron en marzo por orden del juez federal Sergio Torres y la División de Precursores químicos de la Superintendencia de Drogas Peligrosas de la Federal se secuestraron 2.444 microdosis de LSD; 11.695 pastillas y elementos químicos para la elaboración de otras 40 mil.

La banda se dedicaba a comercializar la droga en las fiestas electrónicas y cayeron porque les pincharon 45 líneas telefónicas.

La Secretaría Nº 24 del Juzgado de Torres, a cargo de Verónica Bresciani, la Procuraduría de Narcocriminalidad (Procunar), a cargo de Diego Iglesias, y el fiscal Eduardo Taino solicitaron ampliar la declaración indagatoria de dos de los imputados por violar el artículo 201 del Código Penal, lo que lleva penas de 3 a 10 años de cárcel y multas de 10 mil a 200 mil pesos “para el que venda, suministre, distribuya o almacene con fines de comercialización sustancias peligrosas para la salud, disimulando su carácter nocivo”, publicó un diario porteño.




RIESGO EXTRA
“Como en este caso, este tipo de bandas dicen que venden éxtasis o LSD, pero en realidad, la sustancia es diferente, lo que representa un riesgo extra a la salud del consumidor, porque no sabe qué está consumiendo. Los efectos varían, no son los mismos”, explicó a ese medio una fuente judicial.

En la casa de Saavedra de uno de los acusados –identificado como Damián M.- se habían secuestrado 68 pastillas color salmón que contenían xilocaína, teofilina, cafeína y fluoxetina, 514 troqueles de 25-I-NBome y 91 troqueles de 25-B-NBome (llamada “la bomba”).

En otro operativo simultáneo en Vicente López, se hallaron 7.091 pastillas rosas en forma de fantasma con presencia de butilona y 236 pastillas que tenían xilocaína, teofilina, cafeína y fluoxetina.

La lista de sustancias peligrosas de Sedronar fue ampliado en mayo, aunque el problema sigue porque si su composición varía en un solo elemento, deja de figurar en la lista y sus fabricantes quedan impunes.

0
0
0
0No comments yet