Check the new version here

Popular channels

Sometió sexualmente a una joven para quitarle el mal

19-10-2014 | 13:03
Santiago del Estero
Cabo 1º “pai” sometió sexualmente a una joven para “quitarle el mal”


Le dicen “pai”, pero en realidad no está ligado a la creencia umbanda, donde se utiliza este nombre para identificar a los líderes de esa comunidad religiosa. Es un “curandero” y también policía. Actualmente ostenta la jerarquía de Cabo 1º y reside en el barrio Mariano Moreno de la capital de Santiago del Estero.

El uniformado, de 50 años, frecuentaba a una familia del mismo complejo habitacional, donde los hijos del matrimonio lo llamaban “tío” por el afecto que le tenían.

Una de sus “sobrinas”, de 25 años, tenía un problema de salud desde hace tiempo. Los dolores se centraban en el estómago. La chica recurrió a varios médicos, pero aún no encontraron las causas de su malestar.

En esa circunstancia apareció en escena el policía “pai” con la promesa de la “cura milagrosa”. Empujada por la familia al verla apesadumbrada por no saber qué le sucedía, la chica mantuvo una entrevista en su casa con el “tío curandero”.

El hombre escuchó a la chica sobre las dolencias y le manifestó que la iba a curar. Sin embargo, le dijo que debía buscar un lugar privado y con mucho “silencio” para meditar y orar por ella.

La joven desesperada accedió a la propuesta para “terminar con el problema que la aquejaba”.

Hace unas semanas, el cabo de policía, en su condición de “curandero”, buscó a la joven en su domicilio y la trasladó hasta un motel de la zona norte. El hombre le dijo que acudían a ese lugar para tener “privacidad” y lograr un “resultado positivo” porque debía orar mucho.

El “curandero” y la “paciente” ingresaron a una de las habitaciones. El hombre le pidió que se desvistiera para que “no se contaminara la conexión” y se acostara en la cama. En tanto, el policía ingresó al baño, desde donde salió vestido con una túnica y accesorios en el cuello. El “pai” oró sobre la chica desnuda y le impuso las manos. Sin embargo, en medio de los rezos, el policía comenzó a accederla carnalmente porque era “la única forma de quitarle los males”.

Tras concretar el acto, el “religioso” le dijo que “el mal era muy fuerte”. Volvió a ingresar al baño “para orar” y regresó a los pocos minutos para continuar con el “trabajo”. En esa ocasión, le dijo que le practicara sexo oral para que “expulsara” el mal y la accedió contra natura. Tras la “sesión” de dos horas, el “pai” llevó a la joven hasta su casa.

Sin embargo, con el paso de los días, la joven no tuvo mejoría, por lo que les comentó lo sucedido a sus padres, quienes decidieron acompañarla a radicar la denuncia por el delito de abuso sexual.



Fuente: Nuevo Diario Santiago del Estero.-
0
0
0
0No comments yet