Check the new version here

Popular channels

"Somos unas guerreras de la vida" declararon ellas

"Pasamos cosas fuertes y somos minas fuertes"

Una intenta superar el suicidio de su marido, en marzo. La otra se separó luego de 25 años de casada, por una infidelidad de su ex, Santiago Bal. Ahora harán temporada teatral en Carlos Paz. Apuestan a ser un éxito y aseguran que se van a llevar bien.



“No nos une el espanto”, dice Carmen Barbieri sentada en uno de los rincones de su departamento en el barrio de Belgrano, mirando a los ojos a Nazarena Vélez, que le sonríe como signo de aprobación. Ambas mujeres tienen mucho en común y, aunque se llevan veinte años, la vida las ha golpeado, pero ellas volvieron a ponerse de pie. “Nuestros problemas son iguales y distintos. Parecidos y diferentes”, sentencia Carmen analizando las situaciones que por las que pasaron. La vedette se separó de Santiago Bal en el 2011, luego de veinticinco años de matrimonio, al descubrir una infidelidad. Luego, el productor la dejó con una importante deuda económica que aún no resuelve. Nazarena, en cambio, está intentando superar el suicidio de su marido Fabián Rodríguez, que se quitó la vida el pasado 25 de marzo, y también la dejó con muchas cuentas por pagar que hicieron que debiera cerrar su productora Jaz.

Ahora, las dos apuestan a seguir adelante y por eso, desde el 18 de diciembre, se animaran a subirse por primera vez juntas a las tablas del Teatro del Sol en Villa Carlos Paz, en una comedia que producirá Javier Faroni.

“Hace mucho que queremos trabajar juntas”, confiesa Nazarena. ”Con Fabián la llamamos varias veces. Hasta se lo dije en un móvil en la tele, pero me respondió que ya tenía un contrato y que era una mujer de palabra. En ese momento, yo me cagaba en Faroni”, dice entre risas ante Faroni, quien ahora es su productor en L os locos Grimaldi. “El verano pasado nos íbamos a tomar un avión privado para ir a verla a Mar del Plata, hasta que recibí un mensaje de Javier preguntándome si la estaba tentando a Carmen. Hice un largo silencio y le dije: ‘Sí, ¿por?’, y me respondió que porque ya tenía prácticamente todo cerrado con ella, entonces abandoné. Pero se ve que Fabián siguió”, cuenta Naza ante la confesión de Carmen de que, en efecto, él le siguió escribiendo mensajes intentando convencerla. “El último fue del 21 de marzo, fue muy lindo, tenía siete angelitos. Espero que si le cierran la cuenta de Twitter no se me borre, me gustaría guardarlo”, interviene Carmen ante la sonrisa temblorosa y los ojos vidriosos de Nazarena.

¿Volver a Carlos Paz este verano será algo fuerte para las dos?

Nazarena : Sinceramente pensé mucho si volvía y si iba a trabajar o no, pero no tengo opción. Así que dije: ‘Me tengo que rodear de gente buena en todos los aspectos’, porque para mí va a ser muy movilizante volver. A Carmen la quiero hace años y sé que cuando pise Carlos Paz va a explotar. Me puedo equivocar, pero lo siento.

Carmen : Hice nueve temporadas consecutivas en la Villa, nueve éxitos fabulosos, pero hace veinte años que no voy. El cordobés es un público exigente, de mucho humor: ellos lo hacen sin ser artistas, pero si no te quieren ni vayas. Amo Mar del Plata: tengo muchos recuerdos porque mi papá trabajaba ahí, me compré un departamente, pasé muchas vacaciones, pero Córdoba me ha dado muchas alegrías.

¿Qué piensan qué les pasará cuando lleguen a la Villa?

Carmen : Voy a llorar con Naza. Allá me enamoré de Santiago (Bal). El estaba terminando una relación y yo estaba de novia, se armó un gran lío porque los dos abandonamos a nuestras parejas. Nos juntamos, volvimos al otro año, trabajamos y vivimos juntos. Y al siguiente también, y ahí fue cuando quedé embarazada de Federico. En Carlos Paz me pasaron las cosas más lindas de mi vida.

Nazarena : Yo hice dos hijos en Carlos Paz también, ¿podés creer? En el ‘99/ 2000 fui a hacer Boing boing, con El Tano (Ranni) y Gianola (Fabián), y quedé embarazada de Gonzalito. Me casé ( con Daniel Agostini) e hice la fiesta allí. Después, en el 2009, luego un feo momento, (por su adicción a las anfetaminas) fui a hacer Gula gula. Eran nuestros primeros meses de amor fuerte con Fabián. También estaba trabajando con el Tano (Ranni) en la obra. ¡Trabajar con él te embaraza, porque ahí llegó Thiago!

¿Pensaban que podían a llegar a tener tantas cosas en común?


Carmen : Sí. Pasamos por cosas fuertes y somos minas fuertes. A nosotras nos salva esta profesión maravillosa que nos deja salir adelante. Te forma la conducta: tenés que llegar temprano al teatro y no podes faltar. Te obliga a levantarte de la cama, aunque tengas una depresión o ataques de pánico, como tuve durante muchos años. Mi mamá me decía: “Te vi todo el día tirada en la cama llorando y ahora estás en la televisión como si nada pasara”, y es porque cuando trabajas entrás en éxtasis, es una gran terapia.

Hay un dicho que dice que el que va a la Villa solo, vuelve en pareja. ¿Creen que puede aparecer el amor?

Nazarena : No. No va a aparecer nunca, porque cuando uno está enamorado eso no pasa. Yo amo a Fabián. Entonces, no. No existe chance, tengo la alianza puesta, estoy casada, no me considero viuda. Fui y soy una mujer fiel. Cuando corto, corto, pero no es el caso; sigo casada. Así que no hay chance.

Carmen : Yo tengo un amor (Rodrigo, 31 años), pero no sé si puede ir a Carlos Paz porque trabaja, así que seguro lo pierdo. No es mi “novio”, es una persona que me acompaña. A esta edad decir novio me suena a vieja que se quiere hacer la pendeja, horrible. Es mi pareja, dije que era mi amante y me mataron, pero es una linda palabra. El no es del ambiente y no sabe quién es quién. Una vez lo eché porque no sabía quién era Niní Marshall, y otra porque no supo quién era Sandrini. Ahora, cuando me enojo llama a un amigo para preguntarle.

¿Cómo piensan que será la convivencia entre ustedes?

Nazarena : Maravillosa, ya lo siento, es una cuestión de piel, no tengo que ser amiga de ella de toda la vida para darme cuenta. Cuando escuchás cómo habla de su hijo o de su trabajo, te das cuenta. En las notas siempre la escuchábamos decir que se quedaba hasta la madrugada trabajando y Fabián me decía: “Es tu hermana”, porque yo hacía lo mismo. Somos dos personas inteligentes y creo que vamos a tener una relación perfecta. Voy a saber cuando ella necesita un silencio, no la voy a cargar con mis cosas bastante tiene sobre sus hombros, no soy invasiva.

Carmen : Tampoco soy invasiva. Si vos supieras la cantidad de veces que quise llamarte para ofrecerte mi casa. Para que vengas, te quedes y te distraigas un poco. Te daba una de las habitaciones, tengo tres y están desocupadas. Sé que tenés hijos, pero si podías dejarlos, me hubiera gustado que vengas y que te escapes un ratito. Sé lo que es pasar por un momento realmente jodido y no poder parar.

¿Tienen miedo que termine mal esta sociedad?

Carmen : Somos leonas, tenemos carácter y tenemos esa fama. Pero yo nunca inicié una guerra, sería incapaz de iniciar un conflicto. Sí lo continúo. Porque si me agredís, me defiendo. Y con mi lengua te destrozo.

Nazarena : No soy una mina competitiva, sé perfectamente al lado de quién estoy y soy muy respetuosa. Hace muchos años tengo ganas de trabajar con Carmen. No creo que se haga la buena, para mí lo es. La voy a pasar genial a su lado y ojalá podamos ser amigas.


NO OLVIDES DE SEGUIR, PUNTUAR, COMENTAR,RECOMENDAR Y DENUNCIAR!

0
0
0
0
0No comments yet
      GIF
      New