Canales populares

¿Son más sensibles los ojos claros? ¿eh?



Los ojos claros no sufren más conjuntivitis, ni hay una mayor tendencia a llevar gafas, ni desprendimientos de retina, ni ninguna enfermedad ocular común. Sí hay alguna diferencia en algunas enfermedades raras, lo suficientemente infrecuentes como para que ahora las pasemos por alto. Por otra parte, hay enfermedades que afectan a los ojos y que además cursan con un iris de color claro, como el albinismo. Pero lo que hace que esos ojos sean “delicados” es la enfermedad de base, no el color de los ojos.



Entonces, ¿qué diferencias reales hay entre ojos claros y oscuros?

... La diferencia más evidente: la estética. Pero en cuanto a funcionamiento, la diferencia que puede haber tiene sobro todo interés para el oftalmólogo: las gotas que dilatan la pupila suelen tener un efecto más rápido, intenso y duradero en los ojos claros.

El porqué es fácil de entender: El iris se compone básicamente de dos músculos (uno abre la pupila y otro la cierra), un tejido de sostén con vasos sanguíneos, y una capa de pigmento que le da el color (realmente es más complicado, pero con esto nos vale). Un iris oscuro no sólo tiene más pigmento, sino que tiene más tejido de sostén; es un iris más grueso. Las gotas de dilatar actúan sobre el iris, contrayendo el músculo que abre la pupila, o bien bloqueando el músculo que la cierra. El fármaco tiene que atravesar la córnea, penetrar en el ojo, llegar hasta el iris, atravesar las capas del iris y llegar al músculo. Un iris con un tejido de sostén más denso y grueso dificulta la llegada del medicamento. Sin embargo, los iris más claros tienen los músculos más expuestos al fármaco, por lo que éste tendrá más efecto.



Para los oftalmólogos también hay diferencia entre ojos claros y oscuros a la hora de realizar ciertos tratamientos para el glaucoma, pero tanto esto como lo de las gotas de dilatar no es algo que al sujeto le afecte en su vida normal. Así que volviendo al tema original: ¿hay algún aspecto en el que los ojos claros sean más realmente más sensibles?. Pues sí, lo hay. A estos ojos les suele molestar más la luz intensa (lo que se denomina fotofobia)

Digo que “suele” porque en la práctica te encuentras de todo: personas con iris muy oscuros que apenas tolera la iluminación abundante, y ojos azules pálidos que no se deslumbran por muy intensa que pongas la luz. Pero a pesar de las numerosas excepciones que nos encontramos, es una regla que en general se cumple medianamente bien (en especial en ojos muy claros, y en el contexto de piel muy blanca y pelo rubio o pelirrojo). Es algo que se asume más o menos de forma popular. Pero lo interesante es la causa, que no es fácil de adivinar sólo con la intuición. He oído varias especulaciones que hace la gente para explicarlo, pongo aquí las más comunes:

- Los iris azules o verdes se cierran peor con la luz. Así, con luz intensa la pupila se queda más grande y entra más luz al ojo, de ahí la fotofobia.

- La luz atraviesa mejor un iris claro, de forma que llega más luz al interior del ojo.



Aunque son teorías que suenan bien, realmente las cosas no funcionan así. Salvo enfermedades oculares, un iris es opaco aunque sea claro. Y opaco significa que no pasa la luz, por muy fuerte que sea. La única forma que tiene es a través de la pupila. Y ésta se cierra igual de bien en los ojos claros que en los oscuros (en personas mayores esta regla no se cumple siempre). Así que los iris claros son tan eficaces como los oscuros en su tarea de regular la entrada de luz.

Entonces, ¿cuál es la causa?. Pues el problema real no está en el iris, sino en la parte posterior del ojo: la retina. Y en un lugar concreto de ésta: en el epitelio pigmentario. En este artículo reciente hablo del epitelio pigmentario, y la función que realiza “dando de comer” a los fotorreceptores (las células sensibles a la luz que transforman la imagen en impulsos nerviosos). Esa es su función, digamos, metabólica, pero el epitelio cumple otra función al menos tan importante como esa. Se llama “pigmentario” porque tiene pigmento. El pigmento es una molécula con gran capacidad de absorber la luz. ¿Y para qué queremos absorber la luz?

En este momento tenemos que repasar unos conceptos físicos muy básicos (tan básicos que hago unas reducciones excesivas; espero que ningún físico se sienta ofendido ). A la luz le pueden ocurrir tres cosas cuando llega a un objeto sólido:

- Que lo atraviese (en caso de objetos transparentes)

- Que “rebote” y se vea reflejada en otra dirección (suelen ser objetos brillantes y de tonalidad clara)

- Que se absorba (en caso de objetos oscuros)

Excepto por el epitelio pigmentario, la retina es casi transparente. Eso quiere decir que unos pocos rayos de luz sirven para estimular a los receptores, pero el resto de la luz la atraviesa y llegaría a las capas más profundas del ojo. Las demás capas del ojo, debido a su grosor, ya no son transparentes, así que unos rayos rebotarían y otros se absorberían. El problema de que la luz se refleje es que, dada la forma del ojo (una esfera donde los rayos sólo entra por un sitio), la luz se iría reflejando en las paredes internas y se saturaría de iluminación. Los receptores no solo se estimularían por la luz directa del exterior, sino por la luz indirecta que se reflejaría en otros sitios del ojo. Así se produciría una iluminación difusa excesiva, que afectaría seriamente a la función del ojo. El globo ocular tiene que ser fundamentalmente una cámara oscura, donde sólo entre la luz directa por un sitio y produzca una imagen nítida; nada de luces indirectas. Ocurre lo mismo que a una cámara fotográfica, que la zona interior tiene que estar protegida de otras fuentes de luz.

Y para eso está el epitelio pigmentario. Como su nombre indica, estas células contienen abundante pigmento, de forma que absoben la luz y evitan que rebote por dentro del ojo. Este pigmento no es otro que la melanina, que está también en la piel y en el iris. No todos tenemos la misma cantidad de pigmento. Al igual que ocurre con el color de la piel o el del iris, unos genes dictaminan la cantidad de pigmento que tiene el epitelio. Normalmente, la “dotación de pigmento” del ojo está funciona de forma global. Es decir, que si hay mucho pigmento en el iris (ojos marrones), hay mucho pigmento en la retina. Y los ojos claros suelen tener poco pigmento en el fondo de ojo.

Con mucho pigmento, la luz que entra es bien absorbida y el ojo se mantiene como una cámara relativamente oscura. Con poco pigmento, hay más luz que se refleja dentro del ojo por lo que los receptores se saturan más. Por lo tanto, los ojos con iris claro son más sensibles a la luz porque normalmente (aunque no siempre) se acompañan de poco pigmento en el fondo del ojo.

Fuente: http://ocularis.es/blog/?p=89
0
7
0
7Comentarios
      matanga2006

      buen post

      0
      larva2271

      Que va ha ser de mi que tengo hojos pardos.
      Hay días que veo bien, cuando están de color marron claro.
      Otros días no veo nada, cuando están de color verde claro.

      Sin embargo a mi no me molesta la luz clara Artificial pero si la luz del sol.
      Ya estoy ahorrando para el transplante.

      0
      martin22

      de que estas hablando willis?????

      0
      gmarcos2003

      MCBA89 ESO LO VISTE CON LUZ NEGRA??? PORQUE TE DEJA LA RETINA HECHA UN PEDAZO DE
      PLASTICO AL HORNO

      0
      correforest

      Presenta a tu amiga y despues te explico 😈 😈 😈 😈
      Va con toda la onda!!!

      0
      mcba89

      alguien que me explique como hoy con una amiga le vi los ojos y la luz le traspasaba
      la "Sciera" por detras de la pupila.... POR FAVOR!

      0
      correforest

      Vieron los ojos claros son de puto... 😄 😄 😄 😄 Se nota que soy un negro de ojos
      marrones no???? 😈 😈 😈 😈 😈

      0