Sorpresa en escuela por un portero acusado de maltrato

La noticia de la suspensión del encargado del colegio Rosario, investigado por el Ministerio de Educación por supuesta agresión contra nenes del 7º grado, desconcertó a los padres que hoy llevaban a sus hijos a clases. “Se portaba muy bien con los chicos”, apuntó un salame



"Las lesiones no son graves pero esto no minimiza el hecho", opinó Falo


La noticia del alejamiento temporal del portero del colegio Rosario desconcertó a los padres que esta mañana llevaban a sus hijos a clase. El hombre fue apartado luego de que las autoridades de la institución de Ocampo 15 Bis lo denunciaran al Ministerio de Educación por maltratar a un grupo de alumnos del 7º grado, e incluso golpear a uno de ellos. “Estamos todos sorprendidos”, dijo una mamá


el director de Enseñanza Privada de la cartera educativa, Germán Falo, confirmó el alejamiento temporario del encargado hasta tanto se determine si existió o no la agresión. Lo mismo ratificó el representante legal de la escuela, Claudio Murcilli, quien señaló además, que en los 25 años de servicio que lleva el hombre en la institución, jamás se notificó caso similar.

Según contó la madre de uno de los chicos del curso en cuestión, el portero reaccionó mal luego de que un grupito de ellos continuaran jugando a la pelota pese a que él les había indicado lo contrario; y con un elemento de limpieza –de acuerdo a lo aportado por Falo– habría golpeado a uno.

“Jugaban en una zona prohibida por la escuela –precisó la mamá–, lo miraban y seguían jugando y el respondió de forma agresiva. Lo habrá sentido como una burla. La respuesta me parece excesiva”.

“Las lesiones no han sido graves pero esto no minimiza el hecho”, opinó, por su parte, el funcionario.

En tanto otro padre, se mostró asombrado por lo ocurrido. Aseguró conocer al portero y dio fe que era “una muy, muy buena persona”. “Se portaba muy bien con los chicos, armaba partidos”, recordó.