Check the new version here

Popular channels

Stiglitz: los tribunales de EEUU “fueron una fars

Stiglitz aseguró que los tribunales de EEUU “fueron una farsa”


El premio Nobel de Economía y el economista argentino e investigador en la Universidad de Columbia, Martín Guzman, coincidieron hoy en ese punto señalaron que está "claro" que Griesa "nunca comprendió la complejidad del tema".




En un artículo publicado hoy, los economistas señalaron además que con el "Griesafault" y sus consecuencias, "los prestatarios soberanos no confiarán -y no deberían hacerlo- en la imparcialidad y competencia del poder Judicial de Estados Unidos".

La nota publicada en el sitio de opinión "Project Syndicate", indicó que con la decisión del magistrado de Nueva York de ordenar congelar los fondos girados por Argentina para cancelar intereses con lo tenedores de títulos reestructurados, se dio por "primera vez en la historia que un país tenía la voluntad y la posibilidad de pagar a sus acreedores pero fue bloqueado por un juez".

"Los medios lo llamaron un default de Argentina pero el hashtag de Twitter #Griesafault fue mucho más preciso", aseguraron Stiglitz -quien también forma parte del staff de investigadores de la Universidad de Columbia- y Guzman, en la columna denominada "El Griesafault de Argentina".

Así, mientras que "Argentina cumplió con sus obligaciones para con sus ciudadanos y acreedores que aceptaron la reestructuración", el fallo de Griesa, "alienta el comportamiento usurero, amenaza el funcionamiento de los mercados financieros interancionales y desafía un principio básico del capitalismo moderno: deudores insolventes necesitan un nuevo comienzo".

Los analistas de la Universidad de Columbia señalaron que "los buitres no eran ni inversores a largo plazo en Argentina ni optimistas que creían que las políticas del Consenso de Washington podrían funcionar".

"Eran simplemente especuladores que se abalanzaron tras el default del 2001 y compraron bonos por una fracción de su valor nominal, de los inversores en pánico. Luego, demandaron a Argentina para obtener el 100 por ciento de ese valor".

Bajo ese accionar, y "mientras NML Capital, una subsidiaria del fondo de cobertura Elliot Management, liderada por Paul Singer, gastó 48 millones de dólares en bonos en 2008; gracias a Griesa, NML Capital debería ahora recibir 832 millones de dólares. Un retorno de más del 1.600 por ciento", dijeron.

"Los medios lo llamaron un default pero el hashtag de Twitter #Griesafault fue mucho más preciso", aseguraron Stiglitz y Guzman, en su columna

Para ejemplificar los que significaría el pago "en los términos de Griesa", los economistas detallaron que cada argentino "podría deber más de 3.500 dólares, más de un tercio del ingreso anual promedio per capita" siendo que "de aplicarse una proporción equivalente en Estados Unidos, significaría forzar a cada ciudadano a que pague cerca de 20.000 dólares".

"Todo para llenar los bolsillos de algunos multimillonarios decididos a exprimir el país a seco", aseveraron.
Al abordar los seguros contra default llamados en inglés `credit default swaps´ (CDS), los expertos coincidieron en que su existencia, "crea la posibilidad de mayores ganancias para los buitres" ya que "pueden producir beneficios sustanciales, independientemente de si lo bonos son liquidados, reduciendo así el incentivo de sus tenedores de alcanzar un acuerdo".

Por otro lado, y a pesar de la "campaña de miedo que realizaron los buitre" previo al 30 de julio, tanto Stiglitz como Guzmán, sostuvieron que los mercados financieros "afortunadamente" supieron distinguir "entre un default y un Griesafault".

En última instancia, concluyeron, "el Griesafault llevará un alto precio, menor para Argentina que para la economía global y para los países necesitando acceso a financiamiento extranjero".

No obstante, aclararon, "Estados Unidos sufrirá también. Sus tribunales han sido una farsa: como señaló un observador, estaba claro que Griesa nunca comprendió la complejidad del tema".

De esta manera, "los prestatarios soberanos no confiarán - y no deberían hacerlo - en la imparcialidad y competencia del poder Judicial de Estados Unidos. El mercado para la emisión de dichos bonos, se moverá a otra parte", afirmaron los analistas.
0
0
0
0No comments yet