Check the new version here

Popular channels

Stolbizer, la candidata presidencial que no negocia




Para la única candidata presidencial mujer que se presenta en estas elecciones, Daniel Scioli, Mauricio Macri y Sergio Massa son parte de lo que ella define como la calesita del poder: se suben de un caballo en una elección, en la próxima se bajan, se suben a otro caballito, cambian, y así siempre; pero, en definitiva, son parte de lo mismo. Margarita Stolbizer recibió ofertas de Macri y Massa para sumarse a su espacio y a ambos les dijo que no. La última oferta del PRO y del Frente Renovador, por separado, le llegó mediante emisarios la semana pasada.

Llegar al poder de cualquier manera no es para la diputada una opción. Por esa razón, Stolbizer y todos lo que integran el Frente Amplio UNEN apuestan a crecer sin hacer acuerdos que sólo están basados en una conveniencia electoral del momento. Es un camino distinto.

"El espacio progresista mantiene convicciones en serio. Expresamos una línea de pensamiento que hoy está vacante en la Argentina y lo vamos a hacer valer", dijo la diputada que asumió la candidatura de UNEN en un contexto complicado. Sin embargo, se mantiene confiada frente a una disputa electoral está hoy polarizada entre el gobernador bonaerense Daniel Scioli y el jefe de gobierno porteño Mauricio Macri.

Son días decisivos para los candidatos y hay aún abiertas negociaciones reservadas que podrían cambiar el escenario electoral. El 10 de junio vence el plazo para presentar la constitución de alianzas y adhesiones para las elecciones internas. El 30 de junio es la fecha límite para que los candidatos presenten las fórmulas. En el caso de Stolbizer no existe la tensión que se respira en el oficialismo, en el PRO, y en el Frente Renovador.

Una de las razones que también la llevaron a negarse a un pacto con Macri o con Massa es que su espacio político rechaza la idea de convertirse en un frente anti PJ que después de las elecciones, termina roto porque lo único que los unió fue una necesidad electoral coyuntural.

Uno de los últimos mensajes que recibió la diputa del GEN por parte de los emisarios de Macri y Massa fue para convertirse en candidata a gobernadora de la provincia de Buenos Aires, donde se juega gran parte de la elección presidencial. Volvió a decir no.

La diputada no cree en las encuestas, en ninguna. Ya lo vivió en persona en las últimas elecciones, cuando el resultado fue mucho mejor del que le habían augurado los sondeos. Además intenta que su candidatura se instale en el debate electoral, ya que en algunos medios siente que está invisibilizada su postura.

En la privacidad de su despacho en el edificio anexo de Diputados admite que le resulta difícil instalar sus temas porque sostiene que ninguno de los tres candidatos de los que se habla debaten cuestiones de fondo. Es muy crítica de Macri: "No tiene vocación política, es un producto del dinero y del marketing político". Sobre Scioli sostiene que es la continuidad del "cristinismo" y que es parte de un proceso político que está agotado. De Massa piensa que fue parte del Gobierno, que fue con Macri en las anteriores elecciones, lo critica y ahora busca una negociación.

La vida de la campaña es intensa para cualquier candidato. Para la diputada aún más, porque aunque tiene tres hijos grandes, dos viven aún con ella y tiene que ocuparse de las cosas de su casa. Hoy los mayores reclamos pasan por su esposo ante la intensa agenda de campaña. El fin de semana pasado un esguince que sufrió durante una gira por el interior obligó a la diputada a quedarse en su casa y eso trajo beneficios secundarios a la familia. A Stolbizer le gusta cocinar, entonces aprovechó y le hizo pollo a la crema a uno de sus hijos que llevó a su novia a comer a su casa para la presentación familiar. "Me tenía que lucir", contó la legisladora. Cocina cuando puede porque se va muy temprano y regresa tarde a la noche. Y aunque ya no tiene hijos pequeños los reclamos siguen siendo los mismos y por eso también un mimo para ellos es el rissotto con mariscos que les hace cuando puede.

La candidata se sometió el año pasado a una operación para solucionar un problema de exceso de peso que afectaba su salud. Esta campaña la encuentra con muchos kilos menos, se siente muy bien, y por primera vez tiene una alimentación ordenada y sana. "Aunque en campaña se hace difícil porque hay mucha empanada y sandwiches, y a veces no tenés tiempo de comer bien", dijo. Está feliz con su cambio.





El planteo político de Stolbizer frente a estas elecciones es también que alguna vez la sociedad deberá plantearse por qué elegimos políticos que no tienen nada que ver con las personas comunes. Su crítica es que los principales candidatos no tienen contacto con la realidad. Su argumento es simple: no van al supermercado, no toman jamás un transporte público, y no viven en la misma casa de siempre. Ella sí.

Entre los temas que quiere instalar en la agenda de los presidenciales está su propuesta de reforma del sistema impositivo para hacer una recaudación más eficiente, varias propuestas del género (entre ellas la violencia de género), la problemática de los pueblos originarios, y una propuesta de derechos humanos para garantizar que los Juicios de la Verdad se sigan manteniendo.

En esa pelea está embarcada Stolbizer, que hace de la austeridad una forma de hacer política. Hace poco estrenó el "Margamóvil" para recorrer el interior del país. El otro día frente al fenomenal escándalo de corrupción en la FIFA, dijo que iba a estacionar el "Margamóvil" frente a la AFA a ver si se les contagiaba un poco la decencia.

La candidata está empecinada en que se puede fortalecer el espacio de centroizquierda, una socialdemocracia que no tiene representación en las candidaturas que encabezan las encuestas. Su principal socio político, el ex gobernador de Santa Fe Hermes Binner, va a dar la pelea en su provincia como candidato a senador para frenar el avance del PRO asociado con el peronismo, encarnado en la casi segura candidatura de Carlos Reutemann. "Que Macri no diga después que no quiere saber nada con el peronismo. Son hipócritas. Fue con Massa en las elecciones anteriores, lleva a Reutemann en Santa Fe y a Santilli en Capital. Que no sean hipócritas y no digan que no quieren saber nada con dirigentes peronistas", critica Stolbizer.

La diputada del GEN es quien hizo la denuncia penal contra Cristina Kirchner sobre la causa Hotesur a cargo del juez federal Claudio Bonadio. Allí denunció las irregularidades en la sociedad Hotesur, que es la empresa que controla los hoteles de Cristina Kirchner. En ese momento afirmó además que la Presidente es socia de un empresario (Lázaro Báez) que fue beneficiado con obra pública y está investigado por el delito de lavado de dinero en cuatro países. Stolbizer investigó sobre la base de datos oficiales.

En ese momento, la legisladora sugirió como medida de prueba al juez Bonadio que solicite a la AFIP información sobre el estado de la sucesión de Néstor Kirchner. Hoy es este punto el eje de una nueva denuncia que hará en las próximas semanas: la sucesión del ex presidente aún no está terminada, si bien se inició, y en la declaración jurada de la Presidente figuraría un incremento patrimonial a 70 millones de pesos que estarían adjudicados a bienes de la sucesión de su fallecido esposo, que nunca se terminó de hacer. Stolbizer sostiene que Cristina Kirchner debería entonces explicar el origen de esos fondos.

La cuestión es delicada no sólo porque se trata de la Presidente, sino porque estamos en medio de una campaña presidencial. Stolbizer no quiere quedar asociada a la idea de una "denunciadora serial", que en algunos ámbitos políticos (sobre todo del oficialismo) se le adjudica a Elisa Carrió, a quien además califica de ser una gran destructora de todo lo que construye, como hizo con UNEN al irse con Macri. Ese no es el perfil de la candidata presidencial de UNEN.

Por esa razón una vez que tenga toda la información la presentará en la Justicia y lo hará como lo hace siempre, sin avisarle a los medios, presentando en mesa de entradas todos los papeles que tiene. "Yo no me saco fotos en las escaleras de Comodoro Py. Lucho contra la corrupción en serio", suele decir Stolbizer, quien sostiene que desde el bajo perfil presenta denuncias, a diferencia de otros políticos.

Por haber sido la denunciante en la causa Hotesur S. A, Stolbizer fue denunciada en 2014 por presunto enriquecimiento ilícito. En esa oportunidad mostró sus declaraciones juradas en las que declaró poseer una propiedad en Morón, otra en Castelar, un automóvil Volkswagen Tiguan 2011 y 150 mil pesos en efectivo. La denuncia no prosperó. Pero Bonadio avanzó en la investigación sobre Hotesur y hoy es la cuestión en la Justicia que más preocupa a la familia presidencial.

La nueva denuncia de Stolbizer llegará en las próximas semanas a la Justicia. Ella, mientras tanto, seguirá en campaña y no negocia con nadie.
0
3
0
0
3Comments
      GIF
      New