Studio Ghibli deja de hacer filmes por problemas económicos

La factoría de animación japonesa Studio Ghibli, quizás la productora del género más exitosa de las últimas décadas junto a Pixar, y de donde el aclamado cineasta Hayao Miyazaki produjo sus cintas, anunció que cerrará temporalmente sus puertas a la producción de filmes animados.



El mítico centro, donde el retirado director produjo aplaudidos filmes como La princesa Mononoke, El viaje de Chihiro o Mi vecino Totoro, pasa por problemas económicos y según anunció el actual gerente, Toshio Suzuki, al canal japonés Jounetsu Tairiku de la cadena MBS, se dedicará únicamente a gestionar sus marcas registradas, al menos en un mediano plazo.

Según reveló el sitio especializado en manga y animé koi-nya.net, Suzuki dijo que "Studio Ghibli sufrirá grandes cambios a nivel interno. Uno de estos cambios es el cierre del estudio de producción de animé", por sus altos costos y por la mala taquilla del filme The Tale of Princess Kaguya (dirigido por Isao Takahata). Esto significará el despido de toda la planta de trabajadores del estudio nipón.

Otras web especializadas en animé también han informado -y corroborado- la información traduciendo las declaraciones de Suzuki a la televisión. Deculture.es, por ejemplo, apunta que "ya no serán trabajadores fijos los que trabajen para el estudio, sino que contratarán al personal como freelances. De este modo vuelven a sus orígenes, al modelo que tenían implantado antes de Porco Rosso. Mantener actualmente a los trabajadores como fijos y con contratos de larga duración le sale muy caro a Ghibli, un problema que también ha afectado y afectará a otros estudios de animación japoneses. Studio Ghibli es una empresa que genera altos costes. Se admite también que la retirada de Miyazaki como director de cintas de animación ha supuesto un problema", dicen.