Check the new version here

Popular channels

Sumo x Pettinato "No voy a hacer un karaoke ni un tributo"

Pettinato nunca deja de tocar. “Nací con esta música y voy a morir con ella”.



Roberto Pettinato recibe en su casa de Palermo y se muestra más jovial y acelerado que nunca. Entre guitarras y bajos (más de diez, según un rápido conteo), teclados, saxos y una batería instalada en el medio del living, el conductor de Duro de domar (Canal 9) tiene una noticia, una novedad que le quema entre las manos y que quiere hacer pública: va a volver a la música de Sumo, la mítica banda que formó con Luca Prodan en los años 80 y que se disolvió con la muerte del cantante, el 22 de diciembre de 1987.

Claro que dice que lo hará fiel a su estilo: haciendo eje en las canciones más psicodélicas y espaciales de la banda, las de la etapa anterior a hacerse populares. Después, los shows y la lista de temas empezaron a repetirse y a quitarle diversión -y creatividad- a la movida.

Sumo X Pettinato se llama su nuevo emprendimiento y lleva el mismo nombre del libro que escribió y tuvo su primera edición en 2009. La historia contada de primera mano por uno de sus protagonistas.


¿Por qué te decidiste a hacer esto ahora, a 28 años del final de Sumo?

Un día, hablando con mi hijo Felipe, me dijo que él nunca nos había escuchado y que sólo había visto algunas cositas por YouTube. ¡En una tablet! ¡En unos parlantitos de computadora! Así había escuchado a Sumo. Entonces, me decidí. Si es la música que toqué toda mi vida, ¿por qué no voy a hacerla ahora? Y voy a hacer mi versión. Voy a apuntar a esa versión de Sumo de cuando nos salían las cosas con onda. No cuando nos salían por repetición o porque teníamos que grabar un disco, como nos pasó con After Chabón (el último del grupo), que entramos al estudio y teníamos sólo cinco temas y el resto lo tuvimos que componer ahí.

¿Vas a hacer los hits del grupo?

No voy a hacer Mañana en el Abasto, La rubia tarada, Mejor no hablar de ciertas cosas, Los viejos vinagres... Voy a tocar los temas que hacíamos con Luca al principio, que él tocaba con guitarra acústica. Como yo voy a tocar más guitarra que saxofón, quiero hacer Ojos de terciopelo, Divididos por la felicidad, Breaking Away... Todos esos temas.



Y vas a cantar vos...

Sí. Pensé que si poníamos a alguien a cantar, la gente lo iba a matar. En cambio, si canto yo, que hago todo lo contrario de Luca y he cantado en otros grupos, iba a ser mejor. Hasta Andrea (el hermano de Prodan) dijo que yo era un tipo que podía cantar. Y soy muy distinto a los cantantes de rock de acá, que cantan todos “seco”. Yo le pongo efectos a la voz, ecos, duplicadores. Canto como espacial.

Pero, insisto, la gente va a querer escuchar los hits...

Bueno, pero yo no voy a hacer temas que ya están quemados. A esos los voy tachando. ¿Por qué tendría que hacer Mi bandera, por ejemplo, que ya han hecho todos? ¿Qué aportaría? Que quede claro: esta no es una banda tributo. Yo no voy a hacer un karaoke para que cante la gente ni un tributo a Luca. Esto no es un homenaje. Yo nací con esta música y voy a morir con esta música.

¿Qué lugar ocupa Sumo en el rock argentino?

El otro día leí un reportaje a Paul McCartney donde decía que él siente que estuvo en la mejor banda de rock del mundo. Lo decía con total humildad y como si recién, a los 70 y pico, se diera cuenta de lo que fueron Los Beatles. Para mí, Sumo es la mejor banda que hubo en el rock argentino. Solistas pueden ser Spinetta o Charly. Pero banda, que empezó y terminó como tal, Sumo. Que no era Luca y sus amigos, sino seis tipos que eran un bloque.

¿Y que dicen los otros Sumo de lo que estás haciendo?

Le conté a Ricardo (Mollo, ahora en Divididos) y me tiró buena onda. Hoy me escribí con Germán (Daffunchio, de Las Pelotas) y me cargaba con que yo estaba asustado. Claro que sí. Germán seguramente en algún momento vendrá a tocar, tanto he ido a tocar yo con Las Pelotas... Pero tampoco es que tengo que pedirles permiso. Además, en todos estos años yo no he hecho música de Sumo. Y ellos sí...



Vamos a la tele. ¿Te hiciste oficialista para volver a “Duro de domar”?

No, yo creo que traté de desoficializar. Volví porque Diego (Gvirtz) me dijo que haga lo que yo quiera. Y yo puedo decirle a Aníbal Fernández que ojalá le vaya bien y darle la mano y después, a cámara, limpiármela con una sonrisa cómplice. Yo tocaba en Sumo y cortaba la manzana con Sofovich. Si no me mató eso... Creo que soy el verdadero hombre de la maquinaria del mundo del espectáculo. Y puedo trabajar, y lo he hecho, con cualquier gobierno y en cualquier canal.

¿Vas a seguir en el programa?

No lo sé. Lo que quiero es hacer radio, volver al horario que hacía en La 100, de 6 a 9 de la mañana. Y en este programa termino muy tarde. Sí voy a hacer radio en enero, en Pinamar, en Aqua, de 12 a 14, Pettinato roll and roll. Y para 2016 estoy negociando con varias: la Rock & Pop, Blue, Del Plata, Radio Uno, Rivadavia... Esas son las que llamaron, algo saldrá.

RECUADROS

Su relación con Luca


Luca Prodan era la cara más visible de Sumo. El italiano criado en los mejores colegios de Inglaterra y que llegó a la Argentina para escaparle a su adicción a la heroína, se convirtió en mito luego de su muerte en San Telmo. Pettinato entró a la banda luego de entrevistarlo y de aceptar una invitación para sumarse con su saxo a un ensayo del grupo.
“Hablábamos mucho de música. Yo sabía por periodista y él porque era muy curioso, había trabajado en la disquería Virgin en Londres y sabía un montón”.

Ahora salió un libro sobre su vida (“Libertad divino tesoro”, de Omar Jalil), ¿por qué no participaste en él?

Porque no quiero hacerle un libro a otro. Yo tengo el mío y sé mi parte de la historia. Aunque lo hojeé y me pareció bien cómo estaba contado. Pero mi historia con Luca es mía. Y no esperen que en mi show pasen por detrás fotos de él y mía juntos...”.




Dónde y cuándo

En el Oeste, donde todo empezó:
Sumo X Pettinato debutará el sábado 28 de noviembre en el Auditorio del Oeste (Av. Rivadavia 17.230, Haedo). Lo que estaba previsto hacer en una sala para 200 personas pasó a otra con capacidad para 1.200, debido a la fuerte demanda que hubo por Facebook desde que se anunció. Igual que Sumo, que tenía sala de ensayo en Hurlingham, Pettinato decidió empezar por el Oeste (“Si existieran, tocaría en los mismos lugares que tocamos con Sumo”, dice). La banda la integran Fernando Kabusacki y Esteban Latrecchiena, en guitarras; Christian Grüner, en bajo; Martín Minervini en batería; y el propio Pettinato, que canta, toca la guitarra y el saxofón.








El post te gustó? Seguime y recomendalo para que lo vea más gente!




Muchas gracias!
0No comments yet
      GIF
      New