Check the new version here

Popular channels

Súper Impuesto a los autos de alta gama. Un cepo a toda

Súper Impuesto a los autos de alta gama. Un cepo a toda la industria
17 de noviembre de 2014 by Contador LoCane    

En diciembre cumplirá su primer añito. Pero su logro ha sido el de un verdadero súper destructor para toda la industria automotriz. Desde que el Gobierno decidió elevar la alícuota y la base imponible, tanto las terminales que producen localmente como las que importan, presionan para lograr modificaciones y esperan tener una oportunidad de conseguirlo a fin de año.

Para ello se escuchan en voz alta razonamientos como el del presidente de Mercedes-Benz Argentina, Joachim Maier quien durante un seminario de la industria automotriz que se realizó en Automechanika la semana pasada, dijo que el modelo Vito de producción nacional en su versión de pasajeros, la de carga no está afectada por ser una unidad de trabajo, se destinará sólo a exportación si es que no se modifica la base imponible de los impuestos internos. En el mismo evento Daniel Herrero, presidente de Toyota Argentina, dijo que desde que se aplicó el impuesto pasaron de vender, aproximadamente, 5.000 SW4 al año a unas 400 y que si no fuera porque pudieron ubicar unidades en el exterior, tendrían que haber suspendido empleados (cronista.com)

Las concesionarias no se quedan atrás en los lamentos. El titular de una concesionaria de la marca alemana de las tres letras, la más importante de la zona norte y tercera en el ranking nacional reconoce que están “viviendo” del taller.

En el gobierno nadie quiere reconocer el error de cálculo al reformar las alícuotas del histórico gravamen que en la práctica cumple lo que enseña la curva del economista norteamericano Arthur  Laffer, quien popularizó en los años ochenta su idea de que una disminución en las tasas de los impuestos puede conducir a un aumento de la recaudación y lo graficó con la llamada “curva de Laffer”. La contracara de esta teoría es que, a determinados niveles y bajo determinadas condiciones, si se sube la tasa impositiva, la recaudación puede terminar disminuyendo y al mismo tiempo el mercado quedar afectado.

Sin tener en cuenta esto y tampoco la mega devaluación que ocurriría poco tiempo después, a fines del año 2013, las tasas del gravamen fueron llevadas a extremos tan altos (30 y 50%) que hacen sospechar que nadie hizo el simple cálculo de ver cuánto sería la incidencia efectiva (dada la particular forma de aplicación del impuesto) sobre el precio final de los bienes, encarecidos muchos de ellos, poco después, por efecto del mencionado aumento del tipo de cambio.

Consecuencia: El mercado (todo, el de alta gama y el de no tan alta gama) se estancó de tal manera, que la experiencia seguramente será estudiada por muchos años en todos los eventos (seminario, congreso o lo que sea) de economía de la tributación que se presente, como una demostración de que efectivamente los tipos (tasas) impositivas influyen sobre los mercados, cosa que economistas de la talla de  Samuelson y Galbraith pusieron en duda al cuestionar la posibilidad de demostración empírica de la curva de Laffer. ¿Los habrá estudiado el actual ministro de Economía?

De todas maneras, dado que en la Argentina, todo depende de lo que decida una persona (la máxima autoridad) que no parece destacarse por reconocer errores, nadie apuesta mucho por un cambio positivo en el sistema actual.
Publicado por Contador LoCane    
Todo el contenido publicado es de exclusiva propiedad de la persona que firma, así como las responsabilidades derivadas. 
0
0
0
0
0No comments yet
      GIF
      New